Vía verde del Val de Zafán, Terra Alta y Terra Baixa

No es que le hayamos cogido el gusto a las vías verdes, que también, lo cierto es que por ellas nos sentimos seguros, pues es sabido que no vamos a toparnos con nada motorizado; lo que representa una ventaja ante un recorrido desconocido.

La Vía Verde del Val de Zafán, como todas las otras vías, es una infraestructura ferroviaria en desuso reconvertida en un itinerario cicloturista, senderista y ecuestre. 

Salimos bien desayunados y no menos abrigados (3°). Con el ritmo del pedaleo empezamos a sudar y tenemos que sacarnos alguna prenda de abrigo.

En muchos tramos la pista está escarchada. Es divertido y característico el ruido de las ruedas al romperla.

Es una ruta señalizada que transcurre por la antigua línea de tren denominada Val de Zafán, y que unía el municipio de Tortosa con la Puebla de Hijar. Hoy en día el segmento desde Puebla de Hijar hasta Alcañiz es un trayecto compartido con vehículos a motor, al igual que el segmento Xerta – Tortosa; por lo que la vía verde en sentido estricto se inicia en Xerta y finaliza en Valdejunquera.

Comenzamos nuestra primera etapa en la parte catalana de Tarragona: Xerta, Benifallet, Pinel de Brai, La Font Calda y Prat de Compte. Muchos tramos acompañados por el río Ebro.
La segunda etapa, en la parte aragonesa de Teruel: Horta de San Juan, Arnes-Lledó, Cretas, Valderrobres y Torre del Compte.
La tercera etapa continúa en Aragón: Torre del Compte, Valdeltormo y Valjunquera.

En todo el circuito de la vía verde, se encuentran 43 túneles. Algunos de ellos hacen obligada la utilización del alumbrado de la bicicleta. Aunque muchos están señalizados con iluminación propia (paneles solares), en algún caso esta falla. Los túneles cortos no están iluminados.

Conmasde70, aconsejamos llevar un frontal extra a parte de la luz propia de la bicicleta.

La vía cuenta con 16 espacios naturales protegidos entre los que destacamos: El Parque Natural de Els Ports, la Reserva Terres de l’Ebre, la Reserva Parcial Ribera de l’Algars, el Barranco de Valdemesón, los Desfiladeros del Río Martín…etc

Esta vía, transcurre por territorios alejados de las poblaciones que la rodean, por lo que es bueno llevar avituallamiento propio. Sobretodo agua, ya que no hay fuentes y se pueden encontrar los puntos de información cerrados (al menos entre semana).

Todavía se conservan, en buen estado, algunas de las estaciones catalanas, motivo para que de vez en cuando hagamos un alto en el camino. Por el contrario, las estaciones aragonesas están derruidas o en completo abandono.

La distancia de todo el recorrido es de 137, 9 km. Nosotros hacemos tan solo los tramos en los que no tenemos que compartir vía con vehículos a motor. Que suman 73km. Los hacemos de ida y vuelta por lo que en total son 156 km, repartidos en tres etapas. Para nosotros, pedalear por una vía verde es también disfrutar del entorno, observar y fotografiar.

Esta Vía Verde pasa por distintas provincias de Aragón y Cataluña. En Tarragona  atraviesa la Terra Alta y el Baix Ebre.

En Teruel transcurre por el Bajo Martín, Bajo Aragón y Matarraña.

El recorrido se hace ameno entre campos de olivos con bancales, almendros y pinares.

El camino es de suelo granular de zahorra compactada, con suaves y prolongados desniveles.

Los municipios del Matarraña por los que transcurre la Vía Verde son: Valjunquera, Valdetormo, Torre del Compte, Valderrobres, Cretas y Lledó.

La Vía Verde cuenta con siete viaductos: Uno muy bonito y espectacular es el de Pont del Arc que se localiza en el tramo de la Terra Alta sobre el río Algars entre la estación de Horta de San Joan y la estación de Bot,

y otro de 275m de longitud sobre el río Matarraña entre la estación de Torre del Compte y la estación de Valdeltormo.

Resumiendo, es una vía verde muy solitaria y más aún entre semana. Toda la ruta está alejada de las poblaciones, por lo que en todas las horas de pedaleo tan solo nos cruzamos con tres ciclistas y dos caminantes. Es un circuito variado en paisajes: bosques de pinos, almendros, viñas, olivos, naranjos, bosque de ribera, ríos, así como también en infraestructuras: viaductos, túneles, puentes y pasarelas. Ruta muy aconsejable y bien cuidada. ¡Repetiremos!

Gastronomía:

Tan solo una pequeña pincelada: Tarragona/Baix Ebre: arròs de ribera amb fesols i naps. Pescado y marisco de la costa: ostras, mejillones y canyuts del Delta y los famosos «Pastissets» de Benifallet.
Teruel, su gastronomía se cataloga como “serrana”: Ternasco de Aragón, Caldereta de pastor ( cordero), jamón de Calamocha, pisto con huevo, migas turolenses…

Canyuts del Delta
Pastos sets de Benifallet
Ternasco de Aragón
Caldereta de pastor (cordero)

Galería de imágenes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.