Vía Verde del Besaya / Cantabria

Vía Verde del Besaya

Inicio: Barros (Corrales de Buelna) 
Final: Suances.
Distancia: 20 km aproximadamente (8 km de Vía Verde +12 km de carril bici y peatonal).
Tiempo estimado: 6 horas ida/vuelta. 

La Vía Verde del Besaya recorre parte de la antigua vía del tren minero que transportaba el mineral desde la mina de Reocín hasta el cargadero de San Martín de Hinojedo. (aproximadamente 20 km). 

La recuperación de esta vía verde nos permite recorrer un itinerario histórico y descubrir muy bonitos paisajes cántabros. Es una vía sencilla de poco desnivel a excepción de algunos repechos. 

La  parte baja de la montaña está tapizada de flores silvestres, aquí nos parece que todavía es primavera. El verde y su gama de tonalidades es espléndido. 

Este recorrido es un bonito paseo entre la montaña y el mar. 

Pedaleamos  por Los Corrales de Buelna, conjunto monumental, con el Santuario de Las Caldas.  La riqueza de las aguas de esta región sitúa su balneario como un referente de importante oferta termal. 

Cerca del museo de las Estelas en Barros  iniciamos la Vía Verde en el Parque de la Viesca. 

El tipo de firme es en su inicio de tierra compactada roja y verde que recuerda una pista de tenis (no nos gusta nada…)

Siguiendo  el curso del Besaya, bordeamos Riocorvo y el paisaje minero de Reocín declarado de interés cultural.

Pedalear por Cantabria es una forma de hacer ruta y descubrir  impresionantes parajes naturales, pueblos con encanto, monumentos culturales, joyas industriales del pasado, barrios de pescadores y saborear su gastronomía. 

Seguimos hacia Cartes, un pueblo bonito que sin duda  merece una visita, pero… no podemos ir parando tanto y continuamos hacia Torrelavega, (municipio monumental e industrializado), atravesamos el parque en dirección a Suances. 

Seguimos junto al Río Saja atravesando diferentes puentes. No parece que sean vacaciones pues apenas nos cruzamos con gente.

En Ganzo tenemos un problema, no sabemos por donde sigue la vía. En una  rotonda con una locomotora, optamos por seguir en línea recta…nos parece que el carril bici continúa por allí. Efectivamente así es…

Parque “Cantabria Futura” 

“Un árbol bajo el brazo”, es una bonita iniciativa con la que plantan un árbol por cada niño recién nacido y así  repoblar  un bosque autóctono.

En Hinojedo, nos encontramos con las oxidadas grúas  del muelle de carga  y la actual fábrica de zinc. 

En el Muelle de los Cantos, su embarcadero nos muestra varias barcas de pesca amarradas a la orilla.

Continuamos nuestro camino y atravesamos un puente de madera construido sobre la ría. 

Canal  de navegación de la ría de San Martín de la Arena (Ría de Suances)

Junto al bosque de ribera los ríos Saja y  Besaya desembocan, en la ría, de San Martín de la Arena, formando  un estuario. 

Los humedales o espacios vitales, para una gran variedad de aves, donde se respira paz.


La costa invita a la pesca en las tranquilas playas de Santa Justa, Ubiarco y la de Riberuca.

Suances , km 0.

El camino de regreso siempre tiene otra perspectiva, pero aunque nos parece distinto no nos detenemos ya que nuestro objetivo es visitar Santillana del Mar. 

Santillana del Mar  

Por su historia y riqueza natural, es uno de los puntos más atractivos de Cantabria, sin lugar a dudas una  localidad de gran valor histórico-artístico, hasta el punto de que todo en ella es monumento.
Conocida como «la villa de las tres mentiras», pues ni es «santa», ni «llana», ni tiene «mar». 

Ya en el siglo IX existía el Monasterio de Santa Juliana que daría paso a la colegiata de Santa Juliana y su claustro, de finales del XII, principios del XIII. 


Hablar de Santillana del Mar es hacerlo también de la Cueva de Altamira. Calificada como la «capilla sixtina» del arte rupestre, esta cueva contiene probablemente las pinturas prehistóricas más famosas del mundo.

El descubrimiento de la cueva de Altamira es de finales del siglo XIX. Debido a la fragilidad del arte rupestre de Altamira, se crea una réplica de la cueva en 2001, y se inaugura también la actual sede del museo.

La Neocueva, una reproducción que permite la difusión del arte de Altamira a todos los públicos.
 

Al recorrer a pie todo el conjunto de calles empedradas y edificaciones medievales, destacamos la riqueza de las numerosas casonas y palacios que conforman esta villa. Como por ejemplo: Las torres de Merino y Don Borja, las casas del Águila y la Parra, el palacio y la torre de Velarde, la casa de Leonor de la Vega, los palacios de Barreda, Tagle y Villa y un larguísimo etcétera…

En sus empedradas calles medievales encontramos posadas, mesones, restaurantes, hosterías , hoteles, talleres artesanos, tiendas de recuerdos y productos de su gastronomía. 

En definitiva, aunque por su riqueza cultural e historia, Santillana del Mar, es uno de los puntos más atractivos de Cantabria, la nostalgia de Conmasde70, nos hace afirmar con rotundidad que del encanto rural de antaño ya no queda casi nada; ya que de las aldeanas que ofrecían sus artesanales productos caseros: leche, bizcochos y bocados de quesada, tan solo quedan los quicios de las puertas y alguna que otra lechera amarrada con cadenas…

Un apunte de gastronomia:

Galería de imágenes:

Continuará…

4 thoughts on “Vía Verde del Besaya / Cantabria

  1. Molt bona elecció de fer aquest recorregut tant bonic.
    El coneixem bastant, dons tenim familiars i amics a Santander, encara que no amb bicicleta, pero es un lloc molt xulo.
    M’en alegro per vosaltre, segui-ho no parant i deleitant-nos amb les vostres explicacions. Gracies un petó

    1. Santander que bello es…Com diu la cançó. El meu pare era Santanderí i la «tierruca» sempre ha estat present. Procurarem no parar fins que el cos aguanti. Per ara les rutes en bicicleta ens van molt bé, buscant rutes de víes verdes que son tranquiles. Una abraçada de Conmasde70.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *