Senderismo y Cultura… Valladolid y Tordesillas

De vez en cuando, Conmasde70, intentamos descansar combinando el senderismo con lo cultural, en especial si estamos cerca de una ciudad monumental, con mucha historia a su alrededor, como lo es Valladolid.

Plaza Zorrilla con la Academia de Caballería al fondo, y la entrada al Campo Grande a su izquierda

También conocida como Pucela, Valladolid es una  ciudad que limita con las provincias de Palencia, Burgos, Segovia, Salamanca, Zamora y León. Su nombre Pucela proviene de varias  teorías. Conmasde70 nos quedamos con la más creíble: se encuentra en un valle y está regada  por el río Pisuerga, el río Esgueva y el Canal de Castilla, por lo que es una poza en medio de un entorno seco.  Esta poza se puede llamar también en diminutivo “pozuela” del que se derivaría Pucela. Pertenece a la autonomía de Castilla y León, presentando un paisaje típico, llano y con escasa vegetación.

Comenzamos recorriendo su centro histórico. Hoy aquí el calor aprieta de lo lindo, así que nos lo tomamos con calma, lo bueno que tiene su clima es que a la sombra se está muy bien. Como curiosidad nombramos la importante oscilación térmica diaria que entre el día y la noche supera en muchas ocasiones los 25 grados. Los veranos son, por lo general, calurosos y secos, con máximas entre 30 °C y 35 °C, (aunque somos testigos de haber alcanzado en algunos momentos los 39°).

El centro cuenta con numerosos establecimientos de copas, tapas y restauración. La costumbre de ir de tapeo hace que estén concurridos a cualquier hora. Degustamos tapas típicas en La Cárcaba: Tarantino, Salmón Romescu y Castellano y en La Jamonería: Miguelito.

Tarantino: lacón, boletus, Brie, tomate y anchoas. Salmón Romesco: Salmón, cebolla, migas de jamón, tomate y salsa romesco. Castellano: crema de queso, morcilla, cebolla, migas de chorizo y jamón. Acompañadas con un Verdejo de Rueda.

Los alrededores de la catedral, animados con muchos establecimientos, hacen del barrio un agradable lugar de encuentro social. Tapear es una forma magnífica de descansar entre visitas y a la vez degustar bocaditos de gastronomía castellana. La ciudad acoge desde hace dieciséis años el Concurso Nacional de Tapas y es también sede del Certamen Mundial.

La catedral de Nuestra Señora de la Asunción se comenzó en 1580. Alberto de Churriguera diseña en el siglo  XVIII la barroca decoración del hastial superior triangular de la fachada. El interior custodia obras como el retablo mayor de Juan de Juni o la tabla de la crucifixión de Michel Coxcie.

En las capillas medievales de la antigua Colegiata de Santa María se sitúa el Museo Diocesano Catedralicio..

La Iglesia de Santa María La Antigua, es uno de los símbolos de Valladolid

La iglesia de Santa María La Antigua conserva una esbelta torre románica rematada con una flecha recubierta de teja, que le hace ser el campanario románico más alto de España. El pórtico del lado norte es también románico, el resto del edificio es gótico y neogótico S.XIV. Fue restaurada y reconstruida a mediados S.XX.

El núcleo antiguo de Valladolid conserva un interesante conjunto histórico compuesto por casas, palacios, iglesias, plazas, avenidas y parques, junto a un importante patrimonio museístico formado por: Museo Nacional de Escultura, Museo de Valladolid, Museo de Ciències Naturals, Museo Oriental, Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herriano, así como casas museo: Casa- Museo José Zorrilla y Casa- Museo Cervantes. Entre sus acontecimientos culturales destacan la Semana Santa, la semana Internacional de Cinema de Valladolid (SEMINCI) y el Festival de Teatro y Artes. 

El Pasaje Gutierrez (1886) es uno de los escasos ejemplos de galería comercial que han subsistido en España. Una construcción patrocinada por la pujante burguesía, muestra clara del desarrollo del capitalismo, de la industria y del comercio en esta época. Es un ejemplo de arquitectura beaux-art en la que se combinan elementos clásicos con otros nuevos materiales y recursos tecnológicos, como eran la cubierta de hierro y teja de vidrio y la iluminación a gas.

La Plaza Mayor de Valladolod S.XVI, es la primera plaza mayor regular de España, y sirvió de modelo, para otras muchas en la península y en Sudamérica.

El monasterio de San Benito el Real se levanta sobre los restos del alcázar con que contó la ciudad. Las dimensiones del complejo monacal son reflejo de su poderío e influencia; hoy continúa ocupando una gigantesca manzana en el centro histórico de la ciudad. Fue el inicio de los monasterios benedictinos españoles durante casi dos siglos. La Congregación de San Benito de Valladolid, tuvo trascendencia supranacional con filiales en Hispanoamérica, Portugal, Inglaterra y Praga.

La iglesia conventual de San Pablo, escenario de numerosas ceremonias reales, preside con la imaginería en piedra de su fachada,

Es uno de los edificios más representativos de la ciudad. La fachada es parcialmente de estilo gótico isabelino de S.XV.

La plaza de San Pablo, antes llamada Plaza «de Palacio», donde se

encuentra el Palacio de Pimentel, en el que nació Felipe II en 1527, con su ventana angular plateresca, así como también el renacentista Palacio de Villena, el Colegio de San Gregorio de estilo Reyes Católicos y el Palacio Real.

El Campo Grande o “Campo de la Verdad”, de finales del siglo XVIII. Es como un oasis de once hectáreas en pleno centro de la ciudadPaseamos un buen rato a la sombra de la gran variedad de árboles entre los que destacamos la palmera china, el árbol del amor, el castaño de indias, el ciprés de los pantanos o el cedro del Líbano, entre otros.

La zona más llamativa del parque son los alrededores del estanque, con su pequeña cascada. Campo Grande es famoso por los pavos reales, a los que se puede ver muy cerca mostrando su brillante y colorido plumaje. Cuenta con tres pajareras con: palomas mensajeras, faisanes, gallos japoneses y gallinas enanas, donde niños y mayores curioseamos con atención.

Entre las calles de Santiago y Maria de Molina, traspasamos los característicos pasadizos de un moderno centro comercial llamado » Las Francesas«, y accedemos a un elegante patio gótico de piedra. En realidad es un claustro del que fuera convento de Santa Cruz de la orden de las Comendadoras de Santiago. Una verdadera reliquia del pasado que se ha conservado milagrosamente entre viviendas de gran altura, lo que es un evidente ejemplo de la especulación urbana.

Lo que más nos admira es el singular pavimento del patio y del claustro, ya que está compuesto con guijarros alargados seleccionados y «tabas» o astrágalos de animales, formando una curiosa decoración de predominio geométrico y reminiscencias de estilo mudéjar.

Una tienda que nos llama la atención y nos parece muy interesante por la idea de vender sin envase es «Delicias a Granel» que nos recuerda a las antiguas abacerías o colmados.

Valladolid cuenta con dos canales artificiales: El Canal de Castilla (S. XVIII y XIX) para facilitar el transporte del trigo hacia los puertos del norte; y el Canal del Duero, (S. XIX) para abastecimiento de agua y dar regadío a la ciudad.

A media hora de Valladolid, en automóvil, nos acercamos al municipio de Tordesillas, famoso por ser el lugar donde «se dividió el mundo». Lo cierto es que es una ciudad con mucho peso en la historia de España.

Aparcamos cerquísima de la zona histórica, con la intención de corretear por sus calles y atravesar el Puente sobre el río Duero para tener la mejor vista de Tordesillas.

El Puente Medieval sobre el Duero, tiene diez ojos y tajamares de base triangular. Construido en el S.X, remodelado en el S.XV y reforzado en el S.XVI. Es lastimoso ver el oscuro color de sus aguas.

Tordesillas : Cuenta con un gran patrimonio monumental. Destacan la Iglesias de Santa Maria y San Antolín, el Monasterio de Santa Clara, la Plaza Mayor, el Ayuntamiento y por supuesto, la Muralla.

Caminar por las calles de esta villa cortesana es descubrir a cada paso relatos de su historia.

Iglesia museo de San Antolín

Iglesia de San Antolín, construida entre los siglos XVI y XVII. Tiene una sola nave con bóvedas de crucería estrellada, un baptisterio, un púlpito, una capilla, un coro alto y uno bajo. Se exponen muy bien conservados varios retablos e interesantes piezas de orfebrería y liturgia. La iglesia poseía un pasadizo aéreo (hoy desaparecido) que comunicaba con el Palacio Real.

Casas del Tratado, son dos palacios unidos, el de la derecha es del S.XVI, es el más cercano a la iglesia de San Antolín. Es donde se sitúan las negociaciones que finalizaron con la firma en 1494, del Tratado de Tordesillas entre España y Portugal. Este tratado nos permite entender los antecedentes y consecuencias del hecho histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad.

La Plaza Mayor (finales S. XVI) pequeña y acogedora, es de origen castellano con soportales y balcones en sus casas. La diferencia de temperatura entre sol y sombra invita a tomar una tapa a cubierto en una de sus muchas tascas.

Cecina de jabalí acompañada con vino tinto joven Muedra

Las calles que rodean la plaza son las más antiguas en las que podemos ver los escudos o blasones de la nobleza.

Ciudad famosa por el Tratado de Tordesillas : Para distribuir el espacio atlántico a partir de la llegada de Cristóbal Colón a América. Firmado el 7 de junio de 1494 entre los Reinos de Castilla y Aragón representados por Isabel y Fernando, por una parte, y el rey Juan II de Portugal, por la otra. En virtud del cual se estableció un reparto de las zonas de navegación y conquista del océano Atlántico y del Nuevo Mundo (América), mediante una línea situada a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde para evitar un conflicto de intereses entre la Monarquía española y el Reino de Portugal. Este acuerdo garantizaba al reino portugués que los españoles no interfirieran en su ruta del cabo de Buena Esperanza, y los portugueses no lo harían en las recientemente descubiertas Antillas.

En la explicación diríamos «magistral» de la visita guiada, constatamos en un mapa los 20 países del mundo en los que se habla castellano: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Así como también los 9 de habla portuguesa: Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea Ecuatorial, Guinea-Bisáu, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor Oriental.

Atentos como colegiales, disfrutamos mucho con la disertación sobre la Reina Joana I de España, catalogada por la historia como «La loca». Escuchando su relato con la vehemencia y pasión con que lo explicaba nuestra guía, nos acercamos a revivir el pasado entre los muros, como si las piedras hubieran tomado vida y como testigos nos hablaran del «loco y apasionado» amor que Juana sentía por Felipe el Hermoso. Esa gran mujer, culta, conocedora de cuatro lenguas, madre de 6 hijos, y a la que el pueblo amaba, después de la muerte de su amado Felipe fue siendo relegada, menospreciada por su padre Fernando y su propio hijo Carlos I, hasta conseguir éstos arrebatarle el trono y recluirla en el desaparecido Palacio Real de Tordesillas S.XV, de por vida (durante 46 años), alegando una locura que la incapacitaba para reinar .

Una historia bonita es imaginarse a Joana atravesando a diario (durante nueve años) el jardín hasta el Convento de Santa Clara donde en el altar mayor, reposaba en un féretro el cuerpo embalsamado de su esposo Felipe, hasta que por orden de su hijo Carlos tan solo se le permitió hacerlo una vez al año (el día de Viernes Santo); se cree que por miedo a que la reconocieran y el pueblo la aclamara.

La puerta de las cocinas único testimonio físico del Palacio Real

La historia le debe su lugar, reconociéndola como la primera reina de España y no como la loca de nuestro pasado. Actualmente su vida está siendo revisada gracias a los estudios de la investigadora estadounidense Bethany Aram y de los españoles Segura Graiño y Zalama que han sacado a la luz nuevos datos. ¡Viva la reina Juana I de España!

Real Monasterio de Santa Clara / Patrimonio Nacional. Ubicado sobre la cornisa del río Duero y protegido por las antiguas murallas de la ciudad, agrupa el monasterio de monjas clarisas, una iglesia, las estancias del antiguo palacio y los baños árabes.

Es uno de los mejores ejemplos de arte mudéjar de Castilla y León.

En su origen en el año 1340 fue un palacio mudéjar llamado «Pelea de Benimerin». Fue residencia de nobles ilustres hasta que se fundó el convento. Como anécdota: En la Navidad de 1808, durante la guerra de la Independencia, Napoleón Bonaparte se alojó durante la noche del 25 al 26 de diciembre, a causa de una fuerte nevada.

La iglesia, construida en piedra y ladrillo, es gótica de una sola nave con bóvedas de crucería. El coro fue el salón principal del palacio. La capilla o salón dorado se comunica con el antiguo refectorio; quedamos admirados de lo bien que se conserva el mobiliario. Se está tan fresco dentro de estas dependencias que nos gustaría que no acabara la visita y poder alargarla algo más de tiempo. La pandemia hace que todo este muy controlado: Grupos reducidos de seis personas, control de distanciamiento y vigilancia extrema en entradas y salidas. No nos quejamos, siempre podemos consolarnos pensando que no existimos en el S.XIV durante la terrible epidemia de «la Peste»…

Sopa castellana: pan, cebolla, ajo, chorizo y huevo.

Despedimos Tordesillas en un típico mesón frente a Los Jardínes de Palacio, con una sopa castellana (esperando que se enfríe) y un lechazo asado con un buen tinto D.O. Tierra de León…

Lo primero que haremos al llegar a casa, será ver la película «Juana la loca», de Vicente Aranda, con Pilar López de Ayala como actriz protagonista.

Continuará…

Galería de imágenes:

8 thoughts on “Senderismo y Cultura… Valladolid y Tordesillas

  1. Hola pareja . Que sorpresa veros en mi tierra natal, Valladolid, veo por las fotos que lo habéis visto prácticamente todo, y que también habéis disfrutado de sus delicias gastronómicas! Me habéis traído muy buenos recuerdos y ganas de volver a visitarlo !
    Un reportaje muy completo y muy interesante lo de Juana » la loca» .
    Un abrazo

    1. Hola carinyet! no sabia que eras vallisoletana, felicidades. Es un lugar fantástico para vivir. Nos ha gustado muchísimo. Se respira mucha paz y tranquilidad. Un abrazo de Conmasde70

    1. Viajar sin prisa es una delicia. Hacerlo por esta parte nos ha recordado momentos del Camino de Santiago. En Castilla hay mucho por conocer. Un abrazo. Conmasde70

  2. Holaaa m’alegra que de tant en tant també pareu una mica de fer senderisme, encara que fer turisme per les ciutats de vegades encara resulta mes cansat, encara que anar provant els plats tipics de cada lloc sempre reconforta. Bueno ens fas una bona explicació de geografia, sobre tot cultura, i també de turisme… una delicia llegir-ho i veure les bones fotografies. Seguiu aixis que al menys ens feu disfrutar, sense surtir de casa….
    Una abraçada a tots dos

    1. A nosaltres ens cansa molt lo cultural (som animalets de bosc) i no es per l’historia en si, ja que ens agrada recordar l’aprés a l’escola, sino pel fet de tenir que estar dret, quiet i escoltant. Avui la pandemia ens fa anar en grupo reduït, i a pocos llocs pots anar per lliure. La gastronomía diferent si que ens fa gaudir a taula. España té un munt de riquessa. Llástima que estiguem tan mal gobernats. Gracies per acompanyarnos, una abraçada. conmasde70

  3. GENIAL TODO LO LEIDO , LAS FOTOGRAFIAS LOS CASTILLOS DE TODAS PARTES JUANA LA LOCA , SIEMPRE ME GUSTÓ SU HITORIA , O SEA TODO PRECIOSO , ERES UN CRAK ESCRIBIENDO ISABEL. UN ABRAZO PARA LOS DOS.

    1. Nos alegra que te hayan gustado las fotos y la explicación. A mí me ha apasionado conocer de cerca los lugares donde vivió la reina Juana I de España. Un abrazo en la distancia. Conmasde70

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *