La Farfada y Panderrueda en los Picos de Europa

¡Una habitación con vistas!, nunca mejor dicho, es el momento en que te despiertas en medio de un valle en los Picos de Europa, abres la claraboya del techo de la auto-caravana y al ver el panorama exclamas: ¡Qué maravilla por Dios!

En Valdeón hay un sinfín de caminatas a realizar, multitud de senderos y excursiones a cual más bonita. Las hay para todos los niveles de dificultad, por lo que su abanico de posibilidades es grande. Es una encrucijada geológica. Aquí se habla de «peña», «gozpeña» y «monte» diferenciando la peña y su base de matorral-pastizal del resto del valle cubierto de frondosos bosques, apacibles praderas y altos valles de pastos alpinos.

Salimos de Posada de Valdeón (León), situado entre los macizos Central y Occidental de los Picos de Europa, a 927 Ms. n. m. Hoy vamos a realizar la caminata hacia La Farfada.

Comenzamos el recorrido junto al río Cares, que nace en Sierra Cebolleda (muy cerca del pueblo). Pasamos por una presa hidroeléctrica hasta llegar al Mirador del Tombo, más o menos a 1 Km del pueblo de Cordiñanes. Su situación privilegiada le hace ser parada obligada de todo senderista que se acerca a realizar la ruta del Cares y La Farfada entre otras .

Cuenta con la escultura de un rebeco y un grabado que enumera todas las cimas que se divisan desde este enclave con su perfil para mejor identificación .

El sendero hacia La Farfada parte de este mirador desde donde disfrutamos de una vista excepcional sobre el valle de Valdeón, el macizo Central de los Picos de Europa y la aldea de Cordiñanes.
Hoy tenemos previsto caminar 12,260 Kms. ¡El día es espléndido!.

Quedamos maravillados por la cantidad de especies diferentes de flores.

Nos parecen un alarde compitiendo en belleza, forma y color.

Emprendemos la marcha desde este punto siguiendo un camino pintado de colores: hierba, mariposas, lagartijas, flores de tantísimas especies como jamás habíamos visto juntas.

El sendero en varios puntos del recorrido apenas cuenta con un palmo de ancho…

Seguimos camino hacia La Farfada. Todo él es muy bonito bordeado de cerezos, avellanos, zarzamoras, brezos y nogales…

Sigue un ascenso progresivo atravesando zonas de: riachuelos, fuentes y un magnífico bosque húmedo con musgo tapizando las rocas y los troncos de los árboles. La continua cuesta nos hace sudar mucho por lo que bebemos mucha agua.

Más adelante encontramos un pedregal llamado canal de Capozo, probablemente un antiguo glaciar, desde donde el ascenso es más pronunciado todavia hasta llegar al torrente y puente de madera La Farfada.

Un centenar de metros más adelante llegamos.

Hay puntos en las laderas más sombreadas que todavía conservan placas de nieve.

Hemos caminado en solitario durante todo el trayecto, por eso al llegar al final…

Gritamos: ¡¡¿Qué hay alguien mássss?!!

Es una delicia caminar los tres solos, compartiendo sendero y flores con insectos y lagartijas… Nos extrañamos de las pocas aves que vemos. No obstante, de vez en cuando, el que va primero en la senda tiene ocasión de ver alguna que escapa de entre los árboles. ¿Será el calor que las mantiene refugiadas en sus nidos?

En el regreso la luz embellece aún más si cabe el espléndido panorama.

No nos cansamos de admirar estos paisajes de escarpados riscos tan distintos a los que estamos habituados.

Ya en Posada de Valdeón una vez atravesado el puente sobre el Cares…

Sus hórreos se ven preciosos con la luz del atardecer y son una tentación más a fotografiar.

Al llegar vamos a reponer fuerzas. Mañana será otro día…

Otra de las rutas que Javier nos aconseja es la de Panderrueda.

Mucho más corta, tan solo 8,27 Kms, pero de un ascenso continuado que se nos hace largo y duro. Conmasde70 notamos desde ayer que «tenemos rodillas».

Iniciamos ruta por el camino viejo de Panderrueda. Es muy bonito ver su arquitectura rural de hórreos, reflejo de la cultura antigua del valle. ¡Hay muchos! Están muy bien conservados, normalmente junto a las casas. Ya los romanos los describían como «graneros suspendidos sobre el suelo»; en ellos se guardaba la cosecha, el grano o la matanza una vez curada.

Siguiendo un indicador que rotula: Mirador de la Cruz, nos desviamos de la ruta para divisar Posada de Valdeón a vista de pájaro.

Una vez en el mirador podemos distinguir desde atrás hacia adelante: parte de los Picos de Europa, el bosque, el valle, la presa, el pueblo y también la autocaravana de Javier aguardando nuestro regreso en el aparcamiento.

Atravesamos un bosque de robles muy frondoso. Poco a poco se van entremezclando hayas, hasta conformar un extenso hayedo.

El puente de vigas de madera con arañazos de osos en Arroyo de Arriba es muy conocido por dicha característica.

Conmasde70, lo inmortalizamos con la típica fotografía señalando las marcas grabadas, a la vez que deseamos no encontrárnoslo.

El sendero a la derecha paralela al arroyo es super refrescante ya que está constantemente salpicado de aguas cayendo entre los fresnos, los robles y las hayas…¡Qué paisajes más bonitos! Está todo tan verde…

Un ligero descenso nos acerca hasta Caldevilla, una pequeña aldea que ha sabido mantener su encanto popular, y custodia un destacado conjunto de hórreos, casi todos de influencia asturiana.

En conjunto una bonita, tranquila y solitaria excursión (aunque para Conmasde70 es dura por su rápido ascenso) en la que destacaríamos la grandiosidad de las vistas panorámica, sus hórreos y la manifestación de la naturaleza en su amplio arcoíris.

Toda esta región nos ha dejado un buen sabor de boca y muchas ganas de volver y realizar otras rutas, ¡Hay tanto por descubrir!. Pero eso sí a condición de hacerlo en compañía de nuestro buen amigo Javier de Conmasde60.

Gastronomía: Encontramos  platos típicos basados en la cocina tradicional de la alta montaña de León. Sus sabrosos menús están elaborados con productos autóctonos como sus carnes de caza (carrilladade jabalí) y carnes rojas de su ganadería ovina (lechazo), caprina y vacuna que pastan por el Valle. Muy buenos son también los embutidos como por ejemplo la androja caineja (carne de cerdo adobada con pan y cebolla, con aspecto de chorizo de sabor intenso, textura suave y toques picantes y dulces). Sin olvidarnos de los productos de la huerta y sus excelentes quesos como  el bien reconocido azul de Valdeón.

Continuará…

Galeria de imágenes:

6 thoughts on “La Farfada y Panderrueda en los Picos de Europa

  1. QUE GANAS DE IR ÓJALA PUDUERA , LIS PAISAJES PRECIOSOS LAS MONTAÑAS , TODO LO QUE HACEIS . ES GENIAL, NO TENGO PALABRAS , PERDONAD SI HAGO ALGUNA FALTA SON MIS OJOS, LA BLEFARITIS QUE TENGO, MOLESTA MUCHO, UN ABRAZO PAEA LOS DOS 😘😘

    1. Hola Maria,
      Si como dices los paisajes son preciosos por los alrededores de Los Picos de Europa. Deseamos mejores de tu blefaritis. Un abrazo de Conmasde70.

  2. Paisatges preciosos, aquesta zona es una maravella‼️.
    Gracies per compartir ‼️. 👍👍👍👍

    💪💪💪💪😍😍

    1. Tota la raó Mercé, es una meravella! No cal donar les gracies, ja saps que m’agrada molt fer-ho. Una abraçada agraïda pel teu comentari. Conmasde70

  3. Moltes gràcies per aquestes excursions magnífiques que ens inspiren.
    Me les apunto.per fer-les sense esperar molt.
    La zona dels Pics d’Europa és impressionant,una meravella.
    A seguir caminant!!
    Una abraçada

Responder a Mercedes+Puigtio+Gibert Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *