Vietnam/Hué/Ho i An/Ho Chi Minh-sudeste asiático

El trasladarnos de un lugar a otro es lo más cansado. Vamos acarreando todo el equipaje de mano (mochila mediana y bolsa), más lo facturado (una mochila grande). ¡Suerte que nos decidimos por las mochilas con ruedas! Están siendo muy buenas compañeras a la hora de movernos, a veces andando y otras a paso ligero por los aeropuertos, estación de buses o muelles para las andanzas  mochileras de conmasde70. Ya sea por tierra, por mar o por aire, el equipaje es “nuestro hogar dulce hogar”, no podéis haceros a la idea, de la ilusión que sentimos en cuanto asoma por la cinta móvil de equipajes en los aeropuertos, o cuando las vemos en el maletero de la parte baja de los buses. Hasta le damos un abrazo, y es que no es para menos…¡Son nuestra casa!

Volvemos a estar en Vietnam. Las ciudades destacables que hemos elegido para visitar en esta parte central y sur son:Hué, Hoi An y Ho Chi Minh.                                                                                           Hué es una ciudad a orillas del Río del Perfume, situada en el centro  de Vietnam. En los tiempos de Indochina fue capital del imperio vietnamita. Gracias a ello hoy podemos contemplar cantidad de palacios, jardines y monumentos. Está cerca de Hoi An y Da Nang. Destacamos su Ciudadela o La ciudad Purpura Prohibida, Las Tumbas Imperiales y el Río del Perfume.La Ciudadela es como una ciudad dentro de otra. En su interior está la Ciudad Prohibida de Hue, también conocida como La Ciudad Púrpura Prohibida.  Data de 1805 como residencia imperial y fortaleza. Fué declarada patrimonio de la Humanidad en 1993.Los emperadores que reinaron hicieron construir sus prompías tumbas.Ciertamente son bellos e impresionantes. Estas tumbas imperiales  son de gran importancia y envergadura, muy bien situadas entre montañas y jardines. Conmasde70 recomendamos su visita a una hora temprana.  Nosotros visitamos pronto por la mañana la Minh Mang Tomb, que se localiza a 12 km. desde Hué Tumba imperial con conceptos arquitectónicos Chinos. Rodeada de lagos y árboles, encierra en su interior 40 monumentos del complejo funerario imperial Minh Mang. y seguidamente la Khao Dinh Tomb, conocida con toda la razón, como la tumba funeraria imperial más majestuosa de todo Vietnam. Construída en hormigón armado, se tardaron 11 años en acabarla. Situada a los pies de la montaña Chau Chu, a 9 kilómetros al sur de la ciudad de Hue. Mezcla armoniosamente la arquitectura de oriente con la de occidente. Sobre todo, en su interior, encontramos notorias influencias de occidente. La mayor parte de la decoración de las paredes están hechas con vidrios de colores y pedazos rotos de cerámica. Este estilo de incrustaciones nos recuerda al “Trencadis Gaudiniano”.  Nos llama la atención la gran austeridad de la parte exterior, que contrasta con la riqueza de la decoración del interior.Hace tantísimo calor fuera del monumento funerario, que  no podemos recrearnos en la visita. Incluso las piedras parecen sacar fuego. Solo hacemos que beber, abanicarnos y recuperarnos dentro.En el exterior todo arde, incluso la tablet nos indica que la cerremos con urgencia, con un aviso de “warning”. Y es que no es para menos, parece una plancha. Hemos llegado a los 37º. La transpiración es tan evidente que nos vemos como si nos hubiéramos bañado vestidos. Nos alegra saber que otra de las tumbas que tenemos previsto visitar, la llamada Tu Duc Tomb, se encuentra en obras de remodelación por lo que no puede visitarse. ¡Bien! estamos cansados y sin fuerzas, así que ahorrarnos una visita a otra tumba nos parece fantástico.

Por la tarde navegamos por el Río del Perfume en el típico barco con la proa de cabeza de dragón. Hacemos un pequeño crucero hasta llegar a la Pagoda “Thien Mu. Es agradable conocer un poco de la vida entre orillas, ver las pequeñas barcas de pesca, otras de recreo (casi  todas con turistas). Son un par de horas muy apacibles y relajantes que disfrutamos dejándonos mecer por el suave movimiento de la embarcación.El sol sigue abrasando!. Lo bien que sienta una cerveza fresca aunque bebida de la propia lata!
Durante la navegación, la pequeña grumete nos ofrece de todo: bebidas frías, abanicos, bolsos, bufandas , pulseras…¡es una tienda ambulante! Acabamos comprándole un sombrero, un abanico y dos pulseras. Y lo mejor…¡comiéndonos su cena!Le pedimos algo para comer: chips, galletas, cacahuetes.Para no tomarnos la cerveza sola.Ella tan solo tiene bebidas frías. Pero al poco, nos saca un taburete como mesita con dos cuencos de arroz y verduras y un platillo de pescado. (Con muchas finas espinas, que limpia delante nuestro) tan solo falta que nos de la comida en la boca! Todo el rato se ríe viéndonos comer tan a gusto su cena. Antes de llegar a la pagoda ya hemos acabado. Estas cosas solo pasan cuando uno viaja por su cuenta y en solitario.                                     Es agradable el lento paseo fluvial  sobretodo a la hora del sunset por sus especiales colores y porque la temperatura es algo más baja. Hoy hemos llegado a los 37º.Es muy bonita la Pagoda Thien Mu, vista desde el agua. Al ascender hacia ella, el sol está casi poniéndose. Arriba la pagoda está muy  concurrida, pero con un poco de paciencia conmasde70 consigue hacer las fotos sin gente. 

Seguimos viaje hacia Ho i An, con el mismo taxista que nos llevó “de tumbas”. Por el camino hacemos varias paradas en los puntos que consideramos interesantes:

Lang Co BayLap An LagoonMarble Mountain Se encuentra al sur de Danang junto a otras cuatro colinas de piedra caliza y mármol. Su nombre es Son Thuy, posee  numerosas cuevas y túneles con elementos budistas. Hoy día ya no se extraen piedras de ella considerándose una atracción turística de espectacular belleza. Subimos con el moderno ascensor, que “choca” bastante con el paisaje. Pero que agradecemos sobremanera pues hace muchísimo calor y la subida es pronunciada a base de escalones de piedra de mármol. Resumiendo nos está encantando el lugar, especialmente una de sus cuevas, “Huyen Khong”, la mayor en altura y tamaño, ya que al entrar en ella, los rayos del sol inciden perpendicularmente, dando una luz tan espectacular como mágica, que nos parecen tres columnas celestiales.En momentos como este en los que somos partícipes de algo tan hermoso, en los que la cueva queda iluminada por unos  instantes de esa luz tridimensional intensa que forma verdaderas columnas de luz…nos parece estar en una dimensión distinta y lo agradecemos como si de un regalo se tratara. ¡Gracias, gracias, gracias!Atravesamos Da Nang, viendo que es una gran ciudad portuaria en la costa del Mar de la China. Con una gran expansión constructora, muchos edificios, hoteles y una playa kilométrica bordeada por un paseo. Es una ciudad de veraneo y vacaciones, con suntuosas mansiones en la que habita la gente pudiente de Vietnam.     Llegamos a Hoi-An con una primera impresión de pequeña ciudad, tranquila, y rodeada de arrozales, en los que en el momento estaban ya de recolectando. La ciudad vieja conserva su increíble legado de casas comerciales japonesas bastante ruinosas, templos chinos y almacenes de té. Rodeada de bares, hoteles, agencias de viajes y como curiosidad de muchísimas sastrerías, por la tradición de confeccionar trajes a medida a un precio muchísimo más bajo que en ninguna otra parte.Pero lo máximo es alquilar bicicletas, para ver la otra cara de Hoi An e interactuar con la gente local, viendo otras cosas del día a día de su gente. ¡ Y nos sentímos  libres cual mochileros felices ! La ciudad es llana y de fácil pedaleo.                                                    Está plagada de turistas (sobre todo orientales).Al ser pequeña es normal que todos nos encontremos visitando las mismas cosas.
En realidad la mejor visita es recorrer sus calles que como un gran escaparate ofertan de todo: restaurantes, tiendas, arte, sastres, masajes, exposiciones, hostels, bares de copas, heladerías, a más a más de los mercados callejeros de día y de noche. Al atardecer toda ella se vuelve “LUZ”, ya que miles de bombillas iluminan los miles de farolillos que lo adornan todo por todas partes. Uno de los lugares más concurridos es el famoso “Puente Japonés”, al que acuden muchas parejas de novios para hacerse la foto de recuerdo de su boda.     El puente fué construído por la comunidad de comerciantes japoneses en 1593, para unir su barrio con el chino, evitándose así los largos rodeos. Es un verdadero icono de la ciudad. Reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999. Volvemos de día ya que las fotos de noche nos han quedado muy oscuras, consiguiendo estar con poca gente y tener una foto ¡solos! Que ya es…El agua bajo el puente es sucia y pestilente, pero…¿como irse de Hoi-An sin una buena foto como recuerdo de su puente?El puente japonés es de sólida estructura para resistir terremotos. Las entradas están protegidas por sendas estatuas de monos por un lado, y perros en el otro.

Se encuentra entre las calles Tran Phu y Nguyen Thi Minh Khai, en pleno casco antiguo.

A pesar del encanto de la parte vieja, el colorista río, su mercado, las típicas barcas para navegar, sus rincones…etc, a conmasde70 lo que mas nos gusta son los vietnamitas y su gran amabilidad. Nos encanta  conversar con ellos y a ellos también con nosotros.

En ocasiones estudiantes se nos acercan para conversar a la vez que practicar. Como el vendedor de pequeñas cometas estudiante de arquitectura. ¡Un placer! Su mirada es franca, sencilla, transparente…O el artesano que construye barcas por la parte del río que casi nadie visita. En bicicleta podemos descubrir la parte que no enseñan al turista, pero que los “viajeros” saben encontrar.Llegamos a Cua Dai Beach, zambulléndonos en el Mar de China.Sus aguas cálidas, transparentes y azules, nos son como un spa privado muy idóneo para descansar y relajarnos de tanto pedaleo. Bicicletear aquí es muy fácil ya que todo es muy llano, incluso las bicicletas de alquiler no tienen marchas. (No se necesitan). La conducción en general es rápida, respetan las señales de tráfico y sortean muy bien a los turistas. Nos quedará un buen recuerdo de esta pequeña y colorista ciudad.

Llegamos a Ho Chi Minh en avión, sobrevolando las casas muy de cerca. En la pista que tomamos tierra los edificios están tan cercanos que parece que el aeropuerto este ubicado en la misma ciudad.
En el camino hacia el hotel, nos damos cuenta de su magnitud. El tránsito denso lo convierten en fluído, a penas tocan la bocina. La mayoría circula en moto…¡vertiginosamente! Verlo para creerlo, nos quedamos asombrados. Nos llaman la atención los amasijos de cables eléctricos que lucen descaradamente en todas las calles del centro, hasta nos da miedo pasar ppor debajo o cerca.Las ciudades desde luego no son nuestro fuerte, nos sentimos agobiados en seguida y con ganas de salir corriendo, pero una vez con las mochilas en el hotel, nos hacemos un planing de lo que más nos apetece visitar y salimos sin prisa alguna con el bloc de notas y la tablet.                                                                                                   Ho Chi Minh (antigua Saigón). Al ser una gran ciudad tiene  mucho para ver: El Palacio de la Reunificación, la Catedral de notre Dame,  la Oficina Central de Correos, el Ayuntamiento,el Teatro de la Opera…etc  mirando  fotos en internet constatamos que son edificios muy bonitos de la época colonial francesa, pero que a nosotros no nos despiertan demasiado interés, por lo que nos decantamos por ir al mercado Ben Thanh, comer por allí, pasear por la plaza del Ayuntamiento y por último subir a la Torre Bitexco.

Mercado Ben Thanh : Gran mercado diurno y nocturno en el corazón de la ciudad. Donde se puede comprar de todo, comer y cenar en cualquier de los muchos restaurantes en el interior o exterior.Es un macromercado, abierto todo el día. Como curiosidad, ver vendedores durmiendo en un lado de su puesto de venta, y no precisamente a la hora de la siesta…
Torre Bitexco o edificio Loto : el rascacielos de la ciudad y segundo edificio más alto del país. De 262m. de altura. Diseñado por el estudio Carlos Zapata de Nueva York.
El Ayuntamiento es un bonito edificio situado en una gran plaza con parterres de jardín muy cuidados

Continuará… Galeria  de imágenes 

 

 

 

 

6 thoughts on “Vietnam/Hué/Ho i An/Ho Chi Minh-sudeste asiático

  1. Interesante en todos los sentidos….imagino reencontrarse uno mismo, en estos lugares tan diferentes del nuestro. Gracias por todo!!!

    1. Es una gran experiencia poder ver tan cerca y convivir con una cultura tan distinta a la nuestra. No hay que darnos gracias por nada. Nosotros disfrutamos pudiendo compartir. Un fuerte abrazo.

  2. Gracias por este reportage tan bonito, y por poder compartir un poco de este maravilloso viaje qué estáis ya terminando!!.
    Os deseo una feliz tornada!!

    1. Muchas gracias Cristina, nos ilusiona recibir tus comentarios, hace que nos sintamos acompañados. Como todo en la vida un día llega el final. Es tan maravilloso viajar que nunca querríamos volver. Ahora que al llegar… podemos empezar a preparar otro con la misma ilusión que preparamos este que ya acaba.!Hasta siempre!

  3. Bueno un troset mes del vostre sublim viatge, tot té el seus punts d’interés i vosaltres els troveu tots, Vietnam encara no es massa turistic i això el fa bastant auténtic. Això segur que anirà canviant. Bueno en aquest moment crec que ja està acabant el viatge.us desitjo una molt bona tornada… petons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *