Tailandia/Chiang Mai-sudeste asiático

Desde Myanmar, pasamos a Tailandia (vía aérea ya que en bus sería una “mayor matada”), aterrizamos en Chiang Mai, “la rosa del norte de Tailandia”.

Haciendo números no es tan caro coger aviones en Asia, el auge de las compañías Low Cost lo permite, si además se tiene en cuenta lo mal que están algunas carreteras y lo interminable que se hacen algunos circuitos en bus por la marcha lenta que tienen que adoptar para adaptarse al terreno, tantas veces lleno de socavones, lo hace aconsejable. El problema se agrava por el hecho de la ampliación de carril en las carreteras principales. Myanmar está mejorando sus infraestructuras de forma acelerada.

Lo más entretenido de este tipo de viaje, son las conexiones, pasar fronteras, los visados, los cambios de moneda y un sinfín de requisitos, problemas y extras que uno no se imagina hasta que te encuentras en el “ajo”. Lo importante es no tener prisa, tener mucha paciencia y llevar todos los días las gafas de color de rosa que lo ven todo con positividad, alegría y buen humor! 

La estancia de unos días en Chiang Mai   nos va muy bien por la ocasión de “lundry” en el hotel, barbero y cambiar un poco de comida, ya que la de Myanmar, no es lo que se dice muy variada.

La llaman la rosa del norte, pues aparte de que es la segunda ciudad más importante de Tailandia, es bellísima y pintoresca.pintoresca. Los templos importantes están en medio de la ciudad, rodeados de tiendas, restaurantes, puestos de frutas, gabinetes de masajes, etc


Es muy turística y con razón pues es el lugar ideal para disfrutar de su cultura y a la vez por el gran abanico de posibilidades de ocio y tiempo libre: mountain bike, treekings, tirolinas, santuario de elefantes, excursiones, kayaks, cursos de cocina Tai, en fin ¡De todo, mucho y a toda hora!


Disfrutamos recorriendo sus calles, sus mercados, sus templos y como no degustando su variada gastronomía. Diríamos que Chiang Mai es en si un gran mercado. Por todas partes hay movimiento, tuc tucs, taxis comunitarios, motos, bastantes coches y una circulación densa pero organizada dentro de su habitual caos circulatorio.

Es difícil cruzar las calles sin pasos cebra ni semáforos, con el agravante que conducen por la izquierda, pero si eres valiente y te lanzas a cruzar, siempre encuentras alguien que frena y te cede el paso.

172D663A-27CD-452C-987D-EBA75FCAC9A5
Parking en Wat Phra Singt

Chiang Mai dispone de muchísimos restaurantes donde encontrar gran variedad de platos. Hemos probado el pescado asado a la sal y al ajo y tenemos que hacer hincapie en que es verdaderamente delicioso.  Nos han recomendado el Khao soi, fideos con curry, pollo y ternera. Pero viniendo de Myanmar en donde hemos comido tantísimos noodles, preferimos olvidarnos por unos días del arroz y de la pasta.

La ciudad situada a 700 km al norte de Bangkok, es importante a nivel cultural y una de las más bonitas por la naturaleza que se encuentra en sus alrededores, ya que cuenta con las más altas montañas. Está dividida en cuatro distritos: Nakhon Ping, Srivijaya, Mengrai y Kavila. Los tres primeros están en la orilla oeste, mientras que Kavila está localizada en la parte este del río Ping.

Alquilamos un par de bicicletas “mountanbike”, para poder conocer un poco la parte norte, a lo largo del  Río Mae Ping y su valle de arrozales. Por cierto, muchos padecen el ataque de su máximo enemigo el caracol, que ya ha dejado sus huevos en ellos. ¡Devastador!

La jornada resulta cansada por el calor, no por los desniveles que a penas se aprecian. La sorpresa ha sido a la llegada al lago y encontrar el lugar idóneo para comer y descansar un rato, !Vaya remanso de paz!

El lago cuenta en su orilla, con innumerables terracitas con el tejado cubierto de paja y con una mesita en el centro ideal para los picnic de los lugareños o viajeros como nosotros. Las hay que cuentan con restaurante a la carta.

Montar en bici por el centro de la ciudad no es peligroso si te arrimas mucho a tu carril y piensas en todo momento que debes conducir por la izquierda. Nosotros lo encontramos divertido y emocionante, sobre todo cuando los aviones que van a aterrizar dan la sensación de que te  rozan la cabeza. El aeropuerto está muy cerca de la ciudad, a tan solo 5 Km.

Es interesante, distraído y muy divertido hacer una visita al museo interactivo “Art in Paradise”. Está entre los hoteles Shangri-la y The Empress. Abierto todos los días de 9:00 a 20:30h.

Seguramente conmasde70, parecíamos “teenagers”. De hecho, todos los asistentes con los que coincidimos se deshinibian perfectamente.

De eso trata la exposición de murales, de jugar con la ilusión óptica y pasarlo en grande.

La zona central es la parte vieja de la ciudad o barrio antiguo. Está rodeado por una muralla cuadrangular ( o lo que queda de ella).

También por un foso de agua  que se construyó para la defensa de ataques birmanos.

Podemos ver muchos templos budistas, hay  más de 300 repartidos por la ciudad. Wat Phra Singh construido en el 1345 es una muestra.

Tenemos suerte! Hoy hay una fiesta budista en el templo Wat Chedi Luang que reúne a varios centenares de monjes y se vive un ambiente festivo y alegre de mucha armonía.

Todo visitante está invitado a comer, a tomar refrescos, frutas y helados. ¡Que ambiente más bonito, sano, amigable y entrañable!

Wat Chedi Luang es muy interesante, nos ha encantado contemplar  sus esculturas de elefantes, sus altares, sus figuras en cera de los monjes importantes, curiosearlo todo. ¡Sin prisa es maravilloso viajar!

Visitar templos, pagodas y estupas es fascinante, pero cuando son “al mayor” o en tanta cantidad, si no eres un erudito, arqueólogo, o historiador, humildemente podemos decir que llegas tener un poco de “indigestión”. Por lo que buscamos de nuevo contacto  con la naturaleza y que mejor que visitar la montaña más alta del país de 2.565m., situada en el Parque Nacional de Doi Inthanon.

Excursión con susto incluido.

Explicamos esta “anécdota”, para dar constancia de la buena organización de un accidente en carretera. Nos apuntamos en el hotel a visitar Doi Itanon, la montaña más alta de Tailandia que está a 65km. Nos recogen con una furgoneta Toyota, junto a un filipino, una pareja belga, un matrimonio brasileño y una familia de cinco de Emiratos árabes. Un grupo verdaderamente heterogéneo. La guía y chofer muy simpáticos se presentan e iniciamos el trayecto con normalidad en dirección al parque. Hasta que un vehículo se cruza delante nuestro y colisionamos. ¡Que impacto! Suerte de la destreza del conductor que frena a la vez que intenta esquivarlo. ¡BOUM! ¡CRASH!

En apenas 10 minutos llega un coche policial con una coordinadora de emergencias y un monje budista. Al rato tres ambulancias con enfermeras, camillas, botiquin…etc. El accidente se resuelve muy favorablemente por parte de todos con heridas y contusiones superficiales, aun así tenemos que pasar revisión en el hospital más cercano, realizando radiografías como protocolo. Y nos preguntamos ¿cual es el papel del monje budista?, quizás la de dar soporte psicológico. En resumen todo queda en un susto y damos gracias de que todos llevábamos puesto el cinturón. 

Continuamos la excursión con otro minivan y tres horas de retraso.

Parque Nacional Doi Inthanon . Cubre un área de 482 km2. Es parte de la cordillera del Himalaya con rangos de altura entre 800 y 2565 m.  Las temperaturas medias oscilan entre 10º y 12º.

Los atractivos son sus vistas, sus cascadas, sus senderos y pistas, sus flores. Su visita es extremadamente cómoda como para “conmasde90”, ya que puedes acceder a las cascadas a escasa distancia del aparcamiento, y las pagodas disponen de escaleras mecánicas.

Los dos chedis o estupas, fueron construidas  para celebrar los 60º aniversarios de los reyes, respectivamente. La del rey en oro/marrón y la de la reina en lila.

Por la zona hay un mercado de frutas frescas y  deshidratadas que tiene un aire distinto de los vistos hasta ahora y es por su gente, los Hmong. Viven del campo cultivando café, chili, y frutales. También de la confección artesana de bufandas, bolsas y gorros.

Sus pocas casas son verdaderamente sencillas, ellos se prestan a mostrarlas, incluso te invitan a entrar.

A nosotros nos parece una indiscrección entrar en ellas, y nos limitamos a ver sus pequeños huertos y animales. Nos da la sensación de ser una atracción turística organizada. A penas nos entendemos en inglés.

En el parque habitan 362 especies de aves, y en el momento la floración de orquideas ¡Espectacular!

El dicho nunca dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, es bien cierto, el accidente nos ha impedido visitar  el templo más famoso que se encuentra a 18 km de Chiang Mai, en la montaña de Doi Suthep, es la colina sagrada cercana a la capital que tiene un bonito templo Wat Phra That Doi Suthep 

Sugerimos que este templo sea la primera visita en Chiang Mai

Continuará…        Galería  de imágenes 

 

 

 

 

 

6 thoughts on “Tailandia/Chiang Mai-sudeste asiático

  1. Tot es molt bonic i sorprenent. Sento l’accident, menys mal que no ha passat res. Tot es molt bonic i les fotos son espectaculars. Continueu així, es genial…. petons 😊😙

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *