Tailandia/Bangkok-sudeste asiático

¡Bien! ya estamos en Tailandia, desde luego todo llega. Ahora nos parece que fue ayer, hace siete meses, cuando empezamos a jugar con los mapas e itinerarios.

Aunque el vuelo y conexión han sido largos, en total 12 horas, no hemos llegado cansados a Bangkok, nuestro hábito de ingerir un somnífero después de la comida a bordo nos ha funcionado bien. Al terminar la cena nos tomamos un Stilnox,  lavamos dientes, wc, sacamos zapatos, colocamos antifaz y ¡Buenas noches!, hemos estado como marmotas durante 7/8 horas, y llegado a destino como nuevos ya que hemos dormido bien.

Vale la pena en la llegada estar bien despierto, para no perderse detalle del aeropuerto de Suvarnabhumi  conocido como el aeropuerto Internacional de Bangkok , tiene la torre de control más alta del mundo, con una terminal de un solo edificio (563.000 metros cuadrados), y un tráfico aéreo importante.

Las mochilas aparecen pronto por la cinta nº 22. Gracias a sus ruedas circulamos comodamente, es una gozada deslizarlas hacia la salida. Pero todavía lo es más tener cuatro meses por delante, para conocer la antigua “Indochina.  

Ya en un taxi, sentados comodamente , en dirección a nuestro hotel. vamos asombrándonos con el gran tráfico de la ciudad.

Dejamos el equipaje  y vamos a corretear un rato por Bangkok, como si no la conociéramos, en realidad habrá cambiado bastante en 28 años, desde nuestra primera visita. No tenemos ninguna prisa ni interés en demasiadas aglomeraciones, que sin duda las hay, pues la ciudad tiene una población de casi  10 millones de habitantes, mientras que el área de gran Bangkok cuenta con 12. Es una ciudad cosmopolita con mezcla del vivir occidental e importantes grupos procedentes de India y China.

Moverse por Bangkok se nos presenta divertido.

Tenemos la opción del  Skytrain o metro elevado, con tres líneas. Para nosotros es el mejor transporte de la ciudad, ya que tiene la ventaja de buenas vistas durante los trayectos.  Un billete de un día con las paradas ilimitadas, nos ha costado 140 thb, (3,7€) . Nos gusta ser testigos del orden de los pasajeros en cola en el andén y de lo limpio que está todo.

La ciudad está plagada de Tuk tuk  (moto-carros con tres ruedas, son divertidos pero no baratos).  Hay que negociar  el precio antes y le indicamos al “choffeur” que no tenemos ningún interés en que nos lleve de tiendas y compras. Pero en proporción estamos viendo  que los taxis son mucho más económicos y tienen aire acondicionado! ¡Hay que avisar que pongan el taxímetro!, cuando “se olvidan”…

Entre una cosa y otra, necesitamos un rato de tranquilidad, por lo que decidimos ir hacia el río y conocer “La Venecia del Este”, cogemos un barco taxi que recorre los canales interiores de la ciudad, por el río Chrao Phraya. Enseguida vemos que no nos funciona demasiado el regateo, los precios son “bastante” fijos, pero conseguimos un buen precio para ir solos en una barca por los pequeños canales. 

El paseo fluvial es refrescante y multicolor, es como ir en góndola con nuestro gondolero.
Hacemos muchas fotos con salpicaduras incluidas de vez en cuando.

 

Buscamos sobre la marcha un lugar para comer, encontrando uno en el interior de un mercado, muy cerca del muelle.

La oferta gastronómica es enorme. Nuestra primera comida con platillo de calamar y camarones, otro de arroz con pollo, y un tercero de verduras, agua y cerveza nos ha costado 226 thb. (6€, los dos).

El wc,público 0’003 thb. ( sencillo pero muy limpio)

En la cocina tailandesa el ingrediente principal es el arroz, que puede ser a modo de sopa, frito o simplemente cocido blanco.
Otros ingredientes son los pimientos picantes, ajos, fideos y leche de coco.
Como carnes consumen el pollo y el cerdo.
Entre los condimentos encontramos el curry verde y curry rojo tailandés, el cilantro y la salsa de soja.
Esta cocina mezcla cinco sabores fundamentales: dulce, picante, agrio, amargo y salado. Algunos platos incluyen el ajo, pimientos, coco, jengibre, hierba de limón y salsa de pescado.
Un par de platos que nos gustan y hemos repetido son: el Sukijakithai o plato de pescado rebozado en huevo acompañado de verduras y pasta de harina de arroz, y el Nevayum o carne troceada bastante condimentada y acompañada de ensalada.
Los platos con coco, jengibre y cilantro no nos gustan tanto, por lo que preferimos buscar los que nos gustan, repetir y asegurar el tiro.
Hemos comido más a gusto por la calle en puestos ambulantes que en restaurantes sofisticados. Alrededor de los mercados es aconsejable buscar algún puesto ambulante o fijo de comida, en el que vemos gente local comiendo.

Agradablemente vemos que es una ciudad que está muy limpia, y su gente es muy amable con el estranjero.

Seguimos trasladándonos con el skytrain, subiendo y bajando en las estaciones que desde arriba se nos antojan curiosas. Como la cercana al parque más grande de Bangkok, el Lumphini Park.

Es un buen lugar para desconectar. Allí a las 18h. suena el himno del país y hemos sido testigos de que todo se para, los que pasean, los que hacen joguing, los que caminan…¡todos! y esperan a que terminé para continuar. ¡Son envidiablemente patriotas!. Son un par de minutos de autentica beneración hacia el que fue su jefe de estado.

Nos ha gustado mucho ver grandes grupos de personas reunidas para practicar yoga, tai  chi, bailar o hacer fitness. Incluso me añadí a un gran grupo que hacía “aeróbic”, guiado por monitores.

Es un buen lugar para descansar de lo urbano y vivir la naturaleza, junto a tailandeses de toda edad, que se sienten alagados cuando el viajero participa de su “medicina”.

Una de las esculturas que adornan el parque, la cual refleja el amor de madre.

Anotamos como visita imprescindible el Palacio Real   , en esta ocasión no vamos a ir  ya que lo conocimos en su día.

 El Mercado nocturno de Patpong, situado en Silom, en el medio de la calle. Es la zona con más vida nocturna que hemos visto. Es una mezcla de bares de stripties, shows, gabinetes de masaje, pequeños restaurantes, tiendas, puestos de ropa, calzados, bolsos…Casi todo imitaciones. No compramos, pero lo toqueteamos todo,  por el momento no necesitamos nada y además llevamos la mochila bastante llena.

Pero lo que se lleva la palma es el mercado flotante, la pega es que está en las afueras de la ciudad. y para verlo tendremos que madrugar !  El Mercado flotante de Damnoen Saduak Floating Market se encuentra en la provincia de Ratchaburi, a unos 100 kms al suroeste de  Bangkok.

IMPACTO DEL DÍA
Bangkok
Civismo total ante aglomeraciones, colas y tránsito colapsado ( nadie toca la bocina)
Limpieza total en calles y lugares públicos.
Gran patriotismo y respeto institucional. Veneración absoluta ante la figura del rey.

(continuará)

 

 

 

 

 

 

23 thoughts on “Tailandia/Bangkok-sudeste asiático

  1. Sou fantastics !!!i Ens feu moltes ganas de venir amb vosaltres. Potser …..podriam fer una trobada en algun dels molts camins que fereu ??
    Una abraçada molt forta , moltisima salut i sort !!!

  2. Bien llegados!!
    Está muy chulo el post, muchas fotos preciosas y para mi muchos recuerdos de nuestro viaje en 2004, me impresiona que todavia haya amasijos de cables!! que pasada verdad, llama la atención!! Disfrutar de esa comida en los chiringuitos que está riquísima! Besos

  3. ¿No os ha impactado el olor de la ciudad?
    Recuerdo bajar del bus del aeropuerto y oler a un mezcla de todo con “mierda” y mucho calor sofocante y pegajoso.
    Disfrutad mil aventuras.

    1. Pues la verdad, estamos sorprendidos de la limpieza de sus calles, estaciones de metro e incluso extra radio. Hace calor pero no pegajoso.

  4. Que viaje más guapo! Explicais tan bien que casi parece estar viajando ahí con vosotros (casi…)! A ver, si un dia de estos voy yo a hacer metro a metro de Bangkok! (Por cierto… muy complicado encontrarme mapa del metro de recuerdo…? 😉 buen viaje, gente de buen corazón!

  5. Hoola que be que ja començi el.vostre reportatge de viatge. Us aniré seguint amb tot el que envieu. Fantástic tot i sobre tot les explicacions sobre les petites coses…fins la propera 😙😙

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *