Tailandia/ Khao Sok y Khao Lak-sudeste asiático

Tenemos la intención de visitar dos parques nacionales Khao Sok y Khao Lak. El primero con dos zonas: La jungla y el lago Cheow Land, y el segundo  en el mar de Andaman en la provincia de Phang Nga. Tomamos un avión hacia Surat Thani (Tailandia del Sur), en el que conocemos a una tailandesa que viaja con su bebé y su madre.

Resulta que es propietaria de un hotel en Khao Sok, vecino al “nuestro” y nos soluciona el tema del taxi, haciendo una llamada antes de tomar el avión. Vamos con taxi puerta a puerta desde el aeropuerto al hotel (167 Km) 1000 THB menos que un taxi convencional, o sea que lo del punto 401 cercano  al Parque Nacional de Khao Sok, que leímos en un blog mochilero de internet, nos lo saltamos por esta vez.  ¡Lo que hace hacerle carantoñas a un bebé en la puerta de embarque!

El alojamiento es de lo más adecuado en el entorno, cabañas sobre pilones rodeadas por selva, separadas unas de otras por parterres con flores y árboles de todo tipo semejando islotes en el frondoso jardín de un paraíso.

Tenemos babosas que entran por el desagüe de la ducha, y un trajín de hormigas rojas por el palo de la cortina. Los monos se acercan en grupo, pasando por nuestra terraza. Tenemos que atar la ropa que se seca al sol como precaución por si se encapricharan de alguna pieza. A conmasde70, nos encantan los alojamientos con “incomodidades fantásticas”, convivir con la naturaleza y fundirnos con sus sonidos.

El Parque Nacional de Khao Sok, es un gran espectáculo para la vista. No contratamos ningún guía para hacer el trekking, nos parece que está bien indicado y no nos hará falta.

 

En la entrada tenemos que registrarnos en un libro, anotando la hora. Seguro que al salir tendremos que anotar la hora también. Es para controlar que los caminantes regresan y no tengan que ir en su busca.

Es formidable caminar entre tantísimo bambú o bosque de bambúes y  encontrarse con monos que se alimentan de sus hojas por todas partes.

El Parque Nacional consta de: bosque de piedemonte + llanuras de selva + vegetación de peñasco de piedra caliza + matorrales de tierras bajas + selva. La zona donde se encuentra el parque contiene el suelo altamente ácido, arenoso que es erosionado fácilmente durante las tormentas. Debe ser muy resbaladizo caminar con la tierra mojada, ya que se debe convertir en puro barrizal.

IMG_0065

La mejor época para visitar el parque de Khao Sok es de diciembre a abril, o sea que …¡Somos afortunados!
El parque es el hábitat de una gran variedad de fauna como el gaur, banteng, ciervos sambar, tapir malayo, macaco, gibbon, puerco espín, gato jaspeado, jabalí y perro salvaje asiático. Nosotros tan solo vemos macacos, lagartijas, aves y mariposas. Claro que solo hemos llegado hasta la etapa nº4, de las 7 que hay para recorrer. Es de suponer que cuanto más arriba mayor es la probabilidad. Hay muchos senderos cuando te apartas de la senda principal, nosotros solamente nos desviamos para darnos un buen baño cuando estamos muy cansados, sudando muchísimo y necesitamos hacer una pausa. Nos sacamos las botas, nos ponemos las sandalias y chapuzón… Las sandalias de treeking son inprescindibles para entrar en el rio, pues aunque el agua es clara y se ve bien donde pones los pies, al haber lodo y piedras nos ayudan a pisar fácilmente y con seguridad. 

Una de las veces, muy cerca nuestro vemos un par de monos en la orilla, el más pequeño se baña, (no sabiamos que los monos lo hacían, ¡Nos sorprende está naturaleza desconocida!, y es tan maravilloso… Ojalá veamos al gibbon que se asemeja más al mono que a un gran simio. Un detalle bonito que nos ha gustado conocer, es que son fieles a su pareja, o sea que son monógamos, y que son los más rápidos y ágiles de todos los mamíferos arborícolas. ¡A ver si tenemos suerte y vemos alguno durante el treeking!

Conmasde70, tenemos que vigilar mucho donde ponemos los pies, y eso nos dificulta bastante ver animales, a no ser que hagan mucho ruido con las ramas. El utilizar los bastones de treeking nos es de gran ayuda, en especial en las zonas con barro y piedras.

*      *      *      *      *      *

En la zona del lago, el parque tiene una composición general topográfica de montañas de piedra caliza (conocidas como salinos) son los restos de un antiguo arrecife de coral que se remonta hace unos 225 millones años.

Lo más esperado es atravesar con la barca los tres monolitos de caliza llamados “Khao Sam Kel”.

Navegar entre los islotes con la inercia del motor parado, emociona, sientes una sensación de plenitud espiritual que te hace ser parte de la naturaleza, que te abraza con su esplendor e incluso puedes llegar a llorar…Como si no pudieras contener con los sentidos la penetración instantánea de tan sublime belleza.

Alquilamos un par de Kayaks y aunque no estamos entrenados aguantamos bien durante una hora. Es interesante bordear la orilla donde la vegetación flotante parece un inicio de manglar. Escuchamos ruidos de ramas, gorjeos, sin conseguir ver animal terrestre alguno.

Nos tiemblan las piernas cuando devolvemos el Kayak, casi no nos quedan fuerzas para subir al pequeño muelle.

Comemos en el propio restaurante del embarcadero, reponiendo fuerzas rápidamente. El menú  es exagerado, por la cantidad de comida que sirven: “Giant Gourami”, con verduras, arroz y fruta.

Buscamos una balsa de bambú para ir solos a la cueva de Coral, hoy hay “demasiados turistas” y no queremos compartirla con nadie. Como que “pagant Sant Pere canta”, conseguimos  ir a lo “tortolito” los dos solos.

¡Qué felices! Un recorrido en balsa de bambú aunque sea corto, merece hacerse en solitario, como un tête à tête, solos con el barquero que a modo de “gondolieri” nos lleva hasta la entrada de la Cueva de Coral. Una cueva bastante grande y profunda con  estalactitas  y estalagmitas de tamaño considerable.

Tras la visita de la cueva regresamos en la balsa de nuevo. Es una almadía larga confeccionada con cañas de bambú fuertemente unidas entre si, por las que apenas traspasa el agua. Hemos estrenado la bolsa especial estanca para proteger todo el material bloggero. El recorrido se nos hace corto, es tan extraordinario y bello surcar estas aguas rodeadas de escarpadas y colosales montañas penetrando en este lago conocido por sus característicos monolitos de piedra caliza, cuevas, lagos, valles, animales salvajes, flora única y todo en una superficie de 739 Km. Es un mundo para descubrir y explorar. Son 165 Kilómetros cuadrados con más de 100 islas y acantilados de piedra caliza y selva de abundante vegetación. Se encuentra en el istmo que separa el Mar de Andamán y el Golfo de Tailandia. Es el área más grande de bosque virgen del sur y es un remanente de selva tropical tan variada como la selva amazónica.

*      *      *      *      *      *

Con bicicleta nos acercamos a Panturat Temple o  Monky temple  como lo llaman acá.

Los macacos nos reciben con curiosidad, tocando e inspeccionando las bicis. Aparentemente parecen cautelosos, por si no lo fueran,  agarramos con firmeza la cámara. El lugar es agreste, para llegar a la cima de la escarpada montaña se asciende por unas escaleras “flotantes” de hierro, cuya baranda está ardiendo. En su cima, encontramos cuevas naturales desde donde se divisa una bonita vista del entorno.

El templo lo están construyendo totalmente. En el recinto habita una comunidad de monjes budistas. Lo destacable es la existencia de una gran cueva adaptada para la oración.

*      *      *      *      *      *

Para ir a Khao Lak ubicado a 70km. desde Khao Sok,  en la costa del mar de Andaman, vamos en una minivan VIP express, junto a un montón de mochileros, mochilas y petates. No tenemos espacio ni para abrocharnos el cinturón, vamos a tope. ¿Can I take a picture? Risotada general…

La costa, tiene la característica de tener muchos  y grandes monolitos de enormes piedras esparcidos en la arena. Hay formaciones que semejan elefantes. En el agua clara y transparente de la misma orilla se ven peces y cangrejos pequeños, así como muchísimas caracolinas, conchas y trocitos de coral.

Está zona cuenta con mucha oferta de marisco, especialmente  cangrejos. (no son tan sabrosos como los de nuestro Mediterráneo  por lo que se acompañan con salsas de especies).

En Khao Lak, toda la costa está salpicada de resorts en la misma playa, los hay  verdaderamente camuflados entre la naturaleza. Con las bicicletas descubrimos un tranquilísima playa “Lam Ru”, dentro del Parque Nacional. A parte de que de vez en cuando asoma algún despistado que va paseando por la orilla, pasamos el día solos. (Entrada al parque 200 THB, para todo el día incluyendo la visita de “Ton Pling waterfall”).

Conmasde70, creemos es bueno tomarse cuatro días de vacaciones para descansar de las vacaciones. Es importante en un viaje largo no quemar todas las naves enseguida. Hasta ahora hemos hecho mucho deporte: treeking, bicycling, visiting, walking, “sexing”, swimming, at soo on..  Nos es  muy beneficioso  poder relajar cuerpo y mente, no hacer muchas cosas, descansar y asimilar todo lo que hemos visto hasta ahora. Revisar fotos, disfrutar de lo viajado, asimilar, asimilar y asimilar. ¿Y que  mejor que buscar playas solitarias, entre las playas turísticas que  muestran los catálogos?. Buscando y preguntando siempre encontramos lugares tranquilos, apartados del turismo de masas. Esa es la filosofía de conmasde70, hacer de cada lugar un  paraiso particular.

EC5E9606-695A-439B-BEF9-A28002B6A26DEl parque tiene un recinto de acampada bien equipado con ducha al estilo “Robinson”, wc de taza, tiendas de doble techo, con mosquiteras, ideal para pasar una noche.

 

Y eso hacemos, pedimos permiso en la caseta de información de la entrada y nos lo dan pagando 500 THB los dos. (13€) para pasar una noche sin mosquitos, (no hay ni a la hora de la puesta del sol). Un pareo sobre el suelo de lona de la tienda y otro para cubrirnos, es cuanto necesitamos. Hace  una temperatura ideal para el “vivac”. Avisamos al hotel que no iremos a dormir, no sea que se preocupen por nosotros, ya que nos  han visto salir temprano en bicicleta.

El parque se cierra al público a las 16:30, abriendo de nuevo a las 06:30, por lo que…por una noche somos los guardianes de este paraiso.

Estamos en la zona más afectada por el tsunami del 2004. Khao Lak fue el litoral de Tailandia más dañado por el resultado del terremoto en el Océano Índico.

Las olas de una altura máxima de 11,6 metros, arrasaron paisaje y edificios. Una buena muestra de los efectos devastadores que tuvo la ola gigantesca, es la lancha de policía que fue arrastrada 2 kilómetros tierra adentro, y que se ha dejado tal cual quedó en memoria de la tragedia y sus víctimas.

El número final de muertos entre turistas y locales, en Khao Lak, fue superior a 5000, con estimaciones no oficiales que alcanzan  los 10.000. El agua  arrasó 50 hoteles y dañó considerablemente su arrecife de coral. En la actualidad Khao Lak se halla recuperada del tsunami, no así su arrecife.  La normativa vigente es la de frenar el exceso de construcción en primera línea. A tan sólo 60 kilómetros de la superdesarrollada Phuket, Khao Lak es una alternativa tranquila y familiar, con kilómetros de playas casi desiertas. Es también el punto peninsular más cercano a las Islas Similan, la mejor zona de buceo de Tailandia, (super masificada, ni siquiera se nos ocurrió ir, a pesar de su promoción de variada fauna marina y corales, ofertas de pesca, snorkelling…etc.). Conmasde70…¡Huye del  turismo masificado y organizado!

El parque nacional Khao Lak Lamru, es un área protegida ubicada en la provincia Phang Nga, al sur de Tailandia. Su extensión es de 125 kilómetros cuadrados.

Comprende regiones montañosas con bosques verdes de montaña y bosques de playa frente al mar de Andamán.

El pico más alto mide 1.077 metros sobre el nivel del mar. Los picos boscosos de las montañas de granito son la fuente de gran cantidad de ríos, arroyos y cascadas. 

El parque posee zonas demarcadas para ecoturismo, merenderos, zonas de natación y rafting y observación de aves y mariposas. Subiendo por el curso de los ríos, se pueden observar las cataratas de Ton Chongfa y de Lamru.

Conmasde70, nos encontramos eufóricos, felices y en forma. Cada día tiene su encanto y peculiaridad. Nos encanta viajar de este modo sin tener grandes planes ni itinerarios prefijados de antemano. Nos gusta vivir cada momento como único. Somos afortunados de ser felices con las pequeñas cosas y por tener todavia despierta la capacidad de asombro. ¡Y es que Asía es asombrosa!

Continuará…

Galeria de imágenes 

16 thoughts on “Tailandia/ Khao Sok y Khao Lak-sudeste asiático

  1. Geniales fotos y explicaciones, hacéis viajar a la gente con vosotros y nos llenáis la monotonía con emociones constantes.
    Bonito NO, lo siguiente.
    Gracias ya estamos esperando la siguiente entrega. BESOS.

    1. Nos alegra saberlo , pero tus emociones constantes son otras…lo sabemos de antemano! Habrá que esmerarse en la siguiente entrega. Un abrazo para los cuatro!

  2. Bueno fantastic!! Es extraordinari la manera com viatgeu. Es emoció constant. Ni en els millors reportatges m’ho he passat tant be. Descanseu uns dies, encara que us trovarem a faltar pero teniu que repostar per poguer continuar. Petonets i cuideu-se molt 😚😚

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *