Siquijor/Apo/Negros/Filipinas-sudeste asiático 2

En el ferry aprovechamos para leer y editar vídeo para el blog. Son tres horas de navegación y es un buen momento para hacerlo. Llegamos a Larena y negociamos un triciclo (intentan sacarnos los máximos pesos). No aceptamos la “usura” y seguimos calle arriba donde encontramos uno por la mitad de precio.Todo es tan barato…Que nos sabe mal discutir por tan poco, pero no es correcto por su parte, ese digamos “robo a mano armada”. Nuestra guest  house está en San Juan, distando 18 Km. Un trayecto entre palmeras, plataneras y plataneras y palmeras, con muy pocas casas. Grandes extensiones verdes, dejan entrever el mar. Se ve poco poblado, poco tránsito y mucha tranquilidad. Una vez instalados, salimos andando por los caminos de la costa para descubrir “nuestra playa”: Palitón y otras colindantes.
Aquí haremos unos días de vacaciones, para descansar de las vacaciones. La primera puesta de sol es preciosa en playa Boracay con los colores rojizos que toma el mar.

Siquijor o “Mangkukulam”, es una isla de la que leemos está llena de  historias de magia, hechiceros, curanderos, brujería y leyendas…etc. Esperamos descubrirlo hablando con los locales. “Manananbal” es el nombre que denominan a “los bruj@s de la isla”, sanadores con algunos “poderes”, que mediante rituales de evocación a santos, consiguen…¿Curar dolencias? Hablando con un par de lugareños, entendemos que su culto ancestral mantiene su vigencia a día de hoy. Los autóctonos prefieren la visita tradicional de los curanderos “Mananambal”, con sus remedios a base de raíces, hojas y tallos verdes, unidos a las oraciones, invocaciones a santos, amuletos y su fe. En la foto uno de los amuletos que llevan sujetos a la cintura. En el interior de la bala, las pócimas maestras esperan hacer su cometido. Las poblaciones en las que se pueden encontrar estos “curanderos-magos-brujos” están alejadas de las zonas costeras. Sobretodo viven en las montañas o en el interior como San Antonio y Cansayang. ¡La medicina tradicional aquí cura tanto el cuerpo como el espíritu!
La isla de Siquijor es pequeña, cien kilometros abarcan su perímetro por una carretera bien mantenida y de escasa circulación rodada, casi toda con márgenes verdes o arcenes de hierba bien segada. En moto nos sentimos como dos adolescentes, la isla es perfecta para la conducción.
La primera parada es en Enchanted Balete Tree. Un centenario árbol a la derecha de la calzada. Se ve majestuoso y a la vez “ misterioso”, con más de 500 años.  A sus pies, brota un manantial de agua dulce a través de sus propias raíces. El agua se recoge en un estanque lleno de peces de diverso tamaño que mordisquean los pies de los viajeros que los sumergen. (No esta permitido el baño).
En Lagaan Falls, estamos solos, el baño es divertido. Nadando atravesamos el la poza para acceder a la cueva que queda detrás. Es precioso mirar a través de la caída de agua, ver sus brillos y el verdor exterior.¡ Es un puro regalo! 
Llegamos a Lazi. Hacia el norte visitamos la cascada de “Cambugahay Falls” un oasis de agua turquesa, después de bajar los 135 escalones, que de subida no parecen tantos una vez bien refrescados tras el delicioso baño. 
Con la moto damos la vuelta completa a la isla, de sur a norte 96km, parando de vez en cuando a fotografiar sus bellos rincones, como por ejemplo “Tulapos Marine Sanctuary”. En el momento, la marea está baja y se observa con evidencia el manglar. Una deteriorada cabaña en medio de la playa nos da la sensación de abandono. Nos limitamos a deambular por la zona y tomar fotos. El calor es sofocante y abrasador. ¡Que ganas de llegar a la playa”Salagdoon beach”! Atravesamosa el bosque “Salagdoon Forest”, después de haber hecho efectivos los tickets de entrada y el parking de las motos,  En Filipinas todos los lugares visitables tienen sus tasas de acceso.Desde San Juan tardamos media hora. La bahía es preciosa, pero en la playa del resort… ¡Ya no estamos solos! No hemos pensado que es domingo y todos los viajeros estamos aquí. El baño, pura delicia en su cristalina agua. Se ven pececillos sin usar las gafas de buceo…Sin duda las playas que recomiendan las guías de turismo son buenas para nadar y encontrar comodidades, pero siempre están concurridas, #conmasde70, somos amantes de las playas salvajes, como las que encontramos en la costa Sur. Al Norte, el acceso a las playas es más dificultoso. Nos han quedado muchas playas por conocer, pero hacemos un descanso, no hacemos nada, nos recreamos mirando como sube la marea. Haciendo el muerto encarados  perpendicularmente frente a la playa, contabilizamos cada cinco segundos, una ligera ola, que a los veinte se convierte en una más intensa…Todo ello en un mar calmo. ¡Esto es descansar! Conmasde70 somos amantes de la naturaleza y sus habitats, por lo que en Filipinas vamos a ir a la busca y captura (fotográficamente hablando) de tortugas, tiburones ballena, tarseros y toda la fauna que se nos presente…
Para ir a Apo island, (una de las islas que más nos apetece visitar, por la posibilidad de ver tortugas y el magnífico buceo), nuestra primera idea era ir en Ferry a la isla de Negros y de allí en otro a Apo. Nos sugieren poder desplazarnos directamente desde aquí, mediante una gran “banca” que sale a diario desde un resort cercano a nuestro hotel.Nos hacen un todo incluido: Viaje, comida a bordo y dos salidas de snorkel…¡Accedemos encantados! Un coste similar al de hacer el trayecto de los dos ferries y mucho más rápido y cómodo.
Dos horas por mar desde Siquijor separan las dos islas. Apo mucho más pequeña con una superficie de tan solo 691 Ha. y 619Ha. de superficie costera, sin ningún camino apto para tráfico rodado. Tan solo sendas que se combinan con escaleras bien conservadas comunicando los pequeños asentamientos de pescadores. Entre islas, con su medio de transporte tradicional, utilizan la bangka, o banca. Es una embarcación muy segura, típica en Filipinas. Basada en las antiguas que se construían ahuecando grandes troncos con estabilizadores o patines laterales, hechos a base de cañas de bambú, que llaman látigo que son la musculatura del barco. Hoy en día, el casco se construye con esqueleto de madera y paneles de barco impermeabilizado, no tienen quilla. De tamaño diverso pueden transportar toneladas de peso. Las hay pequeñas para pesca, enormes para mercancías, y claro está para pasajeros.
La isla es tranquila, poco ruidosa con un atractivo turístico que es su fácil      avistamiento de tortugas marinas. Para los amantes del senderismo, existe uno que saliendo justo a la izquierda del Liberty lodge, asciende inentirrumpidamente con escalones y senderos hasta llegar al faro de la isla. Desde donde se se desciende hasta un pequeño grupo de casas de campesinos, que descendiendo y ascendiendo tres lomas hacen un total de un camino nada frecuentado y hermoso por sus vistas. Aconsejamos realizarlo. ( si se cuenta con varios días). En esta isla, las tortugas están aseguradas. Existe una zona a la izquierda de la playa en donde acaba el pueblo, que hay unas algas que son la delicia de las tortugas y es un constante ir y venir…De todos los tamaños, esto es el Paraíso, tanto para ellas como para nosotros…Seguirlas buceando es como un sueño. No son nada esquivas y su encuentro es fácil e inolvidable. Como es lógico, aconsejan no tocarlas para no molestarlas. Su ritmo cadencioso y lento parece una danza, y si añadimos la incidencia del sol en sus caparazones es ya “mágico”. .
No podemos expresar lo que se siente, hay que vivirlo individualmente. El avistamiento de tortugas es un espectáculo. Se pueden localizar en cualquier lugar, más o menos cercano a la playa o las rocas. Hoy como despedida hemos ido acompañando a una verdaderamente grande, nadando los dos junto a ella, filmándola a placer, incluso cuando sacaba la cabeza para respirar. ¡MARAVILLOSO!

 Apo Island Es una pequeña isla volcánica de a penas 7 Km,  a una hora navegando desde de Siquijor. Nos ofrece uno de los mejores buceos y snorkel de Filipinas, con 200 tipos de coral diferentes. Con solo adentrarnos unos metros, encontramos un montón de tortugas y peces de todos los colores y formas. Por ello se ha ganado la fama de ser el mejor lugar de avistamiento de tortugas.¡Maravilloso! es como un sueño nadar junto a ellas, se ven majestuosas!
La isla cuenta con pocas horas de luz eléctrica, tan solo de 18:30 a 21:30.  las duchas son de pote con cubo. El bien más preciado aquí es el agua dulce. Con los bellos recuerdos archivados en nuestra memoria y también algunos en la IPad, tomamos una banca en dirección a Malatapay en la Isla de Negros (casi una hora de navegación) El equipaje va en el fondo de la barca. Las olas imponen, el viento se hace notar. Suerte que la travesía no es larga. Entra agua constantemente por proa, que nos ducha automáticamente.La estabilidad de estas embarcaciones es notoria. En proporción al oleaje y al fuerte viento, nos sentimos seguros pues apenas nos desequilibramos.Negros La isla de está dividida en dos provincias, Negros Oriental donde Dumaguete es su ciudad más importante y Negros Occidental con la ciudad de Bacolod. Dumaguete , llamada también “La Ciudad de la Buena Gente” es grande, con mucho tránsito. El contraste recién llegados de Apo es brutal. Su zona de restaurantes frente al mar en la Bahía Bais, ofrece  excelente “ Sea food”.
Deambulamos por la ciudad sin prisa, a cada momento somos invitados a subir a los triciclos públicos, nosotros queremos andar y conocerla a pie. Aunque no nos despierta demasiado interés. Vemos de cerca el día a día de los pequeños comercios. Buscamos un par de motos. Todas las “For rent” están muy solicitadas, por suerte encontramos dos (son baratas, 6’3 €, por moto y día, en Perdices street). Cerca nos queda “Tourism office”, que está cerrado por “weekend”…¡Saben vivir! 
Entre sus encantos está la playa de Dauin, playa de arena negra, a 15 km de Dumaguete, con buen fondo para snorkel a pocos metros desde la orilla. Muy recomendable.Volvemos a ver el “ pez cofre” y está vez lo podemos filmar. ¡Que ilusión poder filmar los corales a tan pocos metros de la playa! Salimos por la Dumaguete North Road en dirección a San Juan o el aeropuerto y una vez pasado éste, continuamos hacia San José. Antes de llegar, después de Sibulan, hay un desvío que indica los Twin Lakes a 15 km. (lo vemos en el suelo)
Twin Lakes, Parque Natural formado por dos pequeños lagos de agua dulce, Balinsasayao y Danao separados por una montaña. Cruzando en barca el lago Balinsasayao, y subiendo unos cuantos escalones de piedra invadidos por el musgo, se llega a un mirador desde donde divisamos el lago Danao. Se pueden ver muy bien los dos a la vez, uno a mayor altura sobre el nivel del mar que el otro.Se puede caminar de uno a otro entre vegetación tropical. También navegar en ambos en barca o en kayak.                                                                          Casaroro Falls la cascada más alta de la zona con 35 metros de caída. Salimos en moto desde Dumaguete hacia Valencia, (vamos preguntando, el indicador de Valencia lo vemos también en el suelo). Luego tomamos la dirección de Forest Camp a 2 km de la ciudad. Continuamos por la misma carretera otros 2 km, hasta encontrar una cuesta de gran desnivel, para llegar en 600 m. a la entrada.Todo el recorrido hacia la cascada es frondoso, con muchas palmeras. Nos resulta una caminata “durilla”. Los 345 escalones junto a las piedras húmedas, el atravesar el río tres veces… Los puentes inexistentes, de lo que solo quedan vestigios del cemento y hierro. También el de bambú se lo llevó por delante una lluvia torrencial…Pero nada nos amedrenta (Isabel ayudada por los bastones, araviesa los ríos con suma precaución y seguridad. Mario salta de piedra a piedra con mayor agilidad. El recodo en que se ve por primera vez la caída del agua nos maravilla, nos sale una expresión de sorpresa y asombro. Casaroro Falls impresionan. Volvemos a bañarnos (esta vez vestidos), calculando que en el ascenso de los 345  escalones estaremos ya secos. Al regresar de nuevo a Dumaguete, cerca de la Terminal de autobuses, oímos un griterío donde se celebran peleas de gallos, aparcamos las motos y vamos a curiosear…Las peleas de gallos son la locura de los apostadores que, entre gritos, ven su dinero correr, es ganar o perder. Todo es rápido, se apuesta rápido, se grita, se suda y ese olor!… es un espectáculo “macabro” donde el perjudicado es el gallo ganador, pues una vez curado de sus heridas, volverá a pelear…
La estrategia es agarrar con el pico la nuca del contrario y con un salto atacar con las espuelas y tumbarlo. Y de repente… un picotazo letal.  La pelea de gallos es un “deporte” que aparte de entretener es una forma rápida de hacer dinero efectivo, siempre y cuando se entienda de gallos y se sea un buen apostador. Por más humilde que sea la gallera, se mueve mucho dinero. Las peleas más antiguas ocurrían en China hace 2500 años. Difícil será desarraigar una costumbre que es “cultura”. Para los occidentales es un espectáculo atroz, maltrato animal…etc . Pero aquí, lo ven de otro modo, incluso remarcar que cada casa tiene su gallo ( sin ironía).
Nos quedan “en el tintero” las  Pulangbato Falls,  conocidas como Redrock Falls por el color rojizo natural de las rocas y del agua que toma el río. Decimos en el tintero ya que nos anuncian la llegada inminente de un tifón, que nos bloquea todo movimiento y también el vuelo de salida hacia la isla de Cebú, por lo que…Nos esperan 24 h, de hotel…(serán vacaciones, para descansar del descanso del  descanso de las vacaciones…) ja, ja

Continuará…

Galería de imágenes: