REPÚBLICA DOMINICANA. Mostrando parte de lo conocido

Aunque conocemos bastante bien un pequeño rincón en Las Terrenas donde contamos con familia que nos acoge a demanda, nunca nos atreveríamos a describir más al visitante de lo que representa  la experiencia vivida.
La casita para los familiares está siempre abierta para el encuentro. En esta ocasión Conmasde70 aterrizamos con un miembro de Conmasde78, Maite, (hermana y cuñada) que nos permite hacer vacaciones conjuntas y celebrar en familia la Navidad con algo de retraso. Encontramos las bicicletas recién reparadas. Nuestro hermano se ha preocupado de tenerlas a punto.  Una tenia el cambio  atascado, la otra sin pedal y el sillín sin muelles.
La bicicleta siempre es una gran compañera pero aquí en Las Terrenas es una delicia imprescindible llegar a pie de orilla y pedalear sobre el agua ( ahhh! aquí  la razón de que estuvieran  invadidas por el óxido…)

Es gratificante hacer de cicerone a alguien tan agradecido como Maite. El verla disfrutar tanto con todo nos alienta a acompañarla por nuestros recorridos habituales y mostrarle nuestros secretos.Nunca oyó hablar de un “Moto concho” y aquí es lo más habitual cuando la distancia es larga para ir en bicicleta o llevamos sandalias bonitas…Son chicos amables que conducen con precaución cuando llevan a un par de “damas”. Se mondan de risa al saber que la moto carga con nuestros 149 años. En la última visita una “carrera” hasta el pueblo nos costaba 25 pesos…Ahora ya son 50, más o menos 1€.Ir a comprar pescado le descubre la sencilla vida de los pescadores que a diario muestran su fresca mercancía recién salida del mar en la arena  junto a sus pequeñas embarcaciones. Restauradores y residentes buscan la mejor pieza. A Conmasde70 nos catalogan como  residentes, son tantas veces ya viniendo. – ¿ A como va hoy el camarón ? , – ¿Tienes dorado o chillo?… -¡Tengo langostinas !Después la barbacoa le da el punto con el toque salpimentado de las especies.

Nos metemos por las calles colindantes a la arteria principal para vivir la cotidianidad de su gente.

Cuando oscurece entramos a tomar una copa al ritmo de merengue y bachata. Alternamos los más típicos con los más fashion.
Acompañamos a Maite hasta la capital para su vuelo de retorno (viajamos en la “guagua exprés” atravesando lomas… y extensos arrozales)

Un día y medio en la capital será suficiente como toma de contacto con la zona colonial.El casco histórico de la ciudad invita a hacerlo a pie. Iniciamos nuestro recorrido por la puerta de las Atarazanas, hacemos fotos por todos los rincones: en  la plaza de la Hispanidad, el Parque Colón, en la escalinata de piedra que lleva hasta El Alcazar, seguimos hasta la Plaza Mayor muy concurrida por tamborileros, niños jugando entre palomas, gente tomando el sol o paseando, nos agrada el sereno bullicio que se respira.La Catedral y la Basílica de Santa María la Menor está dedicada a Santa Maria de l’Encarnación. Es la catedral más antigua de América, iniciada el 1514 i finalitzada el 1541. Son impresionantes sus dos fachadas góticas y una plateresca, destacando el águila de dos cabezas de los Austrias. 

Los rincones de la zona colonial de Santo Domingo, muestran parte de su historia en sus monumentos. Pasear sin rumbo nos permite escuchar lo que sus paredes quieren compartir…Nos ofrecen  una calesa que aceptamos gustosos. El sonido de los cascos en los adoquines es algo tan característico como olvidado. Las fotos tomadas desde más altura tienen un inmejorable punto de mira.  Repetimos todo lo andado reconociendo  cada  monumento y también alguna de sus calles típicas como la colorista en la que se filmaron unas secuencias del padrino.

Nos desviamos algo del centro para buscar un típico comedor criollo, Encontramos uno con una terraza interior muy soleada. Tienen un amplio menú, pedimos tres platos distintos para poder degustar diferentes sabores. El típico de arroz, carne y habichuelas con tostones de banano, que queda empatado con el pastelón de yuca con queso y guiso de mero.Es una visita obligada  es andar la zona peatonal de la calle Conde entre pinturas, souvenirs turísticos y buenas tiendas de sombreros y zapatos. El comercio aquí habla por si solo entre sus pinturas y escaparates.Bajamos hasta el malecón  o paseo marítimo de la ciudad, oficialmente llamada Avenida George Washington, donde se encuentran los mejores hoteles y un par de casinos. Es una parte emblemática de la ciudad, bastante concurrida de deportistas, ciclistas y caminantes. La hora de la puesta de sol teñida de colores pastel es muy hermosa. Recorremos una extensa parte del malecón admirando los pequeños sopladores que al igual que géiseres expulsan su espuma entre rugidos a través de las rocas.
Antes de llegar a nuestro hotel, nos detenemos en un lugar ideal para despedirnos de Maite tomando “su” última piña colada, con una bonita puesta de sol.La terraza del local es como la de un barco desde donde vemos pescar en picada a los pelícanos marrones (Brown Pelican) , leyendo sobre ellos descubrimos que tienen unos sacos de aire en el vientre que amortiguan el impacto del agua al zambullirse.
 En el horizonte una pequeña tromba de lluvia nos regala un bonito arco iris…¡Chin Chin! Hemos pasado una entrañable semana en familia.

Galeria de imágenes: 

Continuará…

10 thoughts on “REPÚBLICA DOMINICANA. Mostrando parte de lo conocido

  1. Que be poguer compartir aquests maravellosos dies amb familia!!! Bueno ara a treballar en el libre eh‼️. Es tot molt relaxant, pero al mateix temps sense parar (com m’agrada a mi) seguiu disfrutant d,’aquest maravellós lloc, aquí fa un temps horrible, Esperant el proper post…una forta abraçada per tots dos…🤗🤗❤️❤️

    1. Si a estat magnific, el meu germa no ens visita asiduamente. A treballar en el llibre començaré per lleigirlo i rellegirlo, tinc feina doncs els personajes están fent el que volen…Em manen. Una abraçada. Conmasde70

  2. Ya empezaba yo a «estar inquieto», me faltaba «movimiento», y una vez más que «me voy de viaje» con vosotros.
    Si esto empieza así ¡¡como seguirá!!.
    Pasadlo muy bien y seguid haciéndonos disfrutar (y envidiar).

    1. Hola guapis, nos encanta vuestra compañía, seguiremos viajando con la tablet bajo el brazo para haceros partícipes , son un honor vuestros comentarios . Conmasde70

    1. Si pienso muchas veces en nuestros viajes en concho, todo está muy igual . El tiempo acá corre a distinta velocidad. Un beso enorme. Conmasde70

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *