Madagascar/Miandrivazo/Descenso por el río Tsiribihina

Estamos como nuevos!, todos hemos descansado muy bien. Con los primeros rayos de sol, nuestro guía nos hace una foto de grupo con los petates de Tuareg, antes de cargarlos en los 4x4.
Estamos como nuevos!, todos hemos descansado bien. Con los primeros rayos de sol, nos hacemos una foto de grupo con los petates, antes de cargarlos en los 4×4 y salir hacia el punto donde empezaremos el descenso por las aguas del río Tsiribihina

diapositiva14 Antes de empezar la expedición, mientras nuestro gvuía gestiona en el Ayuntamiento y en la Gendarmería Nacional los trámites legales, las declaraciones de los participantes en el descenso, el pago de las tasas locales…etc. nosotros llenamos las botellas de agua, y preparamos la pequeña mochila con lo necesario para los tres días.diapositiva12
Los niños, siempre curiosos, se acercan al coche y sonríen al verse fotografiados.

Verdaderamente los lugareños conservan rasgos y costumbres típicas del sureste de Asia. Madagascar fue colonizada por habitantes de la isla  Siberut (Indonesia) antes que por los africanos. Posteriormente hubo migraciones bantúes desde el continente africano, que se fundieron con la población local. A pesar de que la distancia de Madagascar al punto más cercano de África es de 416 km y que la distancia al más cercano de Indonesia está a más de 5.500 Km. Esa doble pertenencia se lee en el rostro de los malgaches repartidos en 18 grupos principales y cuya población alcanza los 17 millones de habitantes que comparten muchas características culturales comunes como el culto a los ancestros, la creencia en los espíritus y el idioma original “malayoindonesienne”,diapositiva13

Son muy sencillos, amables, tranquilos, de temperamento amigable, muy acogedores para con el extranjero. Verdaderamente dispuestos a dejarse fotografiar, lo cual supone una delicia para los amantes de la fotografía, incluso diría que les gusta que los fotografíes. De todos modos siempre procuramos pedirles si podemos hacerles una foto, y es entonces cuando incluso posan para la cámara. Nos llamó sobremanera la atención, ya que estábamos acostumbrados a otros puntos de África en el que es todo lo contrario.diapositiva17

 

Tres piraguas   atracadas en la orilla,y sus piragüeros, estaban esperándonos. En total tres, una para la intendencia y útiles de acampada, con una cocinera, un pinche y un remero, y las otras dos para nosotros, con su correspondientes remeros.

La suerte estaba ya echada!diapositiva16

 

 

 

 

 

 

 

Se lía bastante expectación con nuestro abordaje. Supongo que los niños tienen curiosidad por ver como nos tambaleamos  al subir a las frágiles piraguas.diapositiva18

diapositiva22Nos repartimos tres en cada una. Son poco estables, pero enseguida le cogemos el “truquillo”. Delante se va muy bien, uno se siente descubridor, sobretodo cuando ya dejamos el pueblecito y nos adentramos en la parte mas aislada.
diapositiva20

Al poco, el recorrido en piragua nos lleva por paisajes que nos parecen aún vírgenes. No queremos ni pestañear para no perdernos ningún detalle, ningún sonido…diapositiva34

Una vez navegando, llega la relajación…al fin estamos en pleno descenso. El río no está en su nivel máximo por lo que se navega por aguas muy tranquilas. Es una maravilla poder estar en plena naturaleza envueltos por los cuatro elementos.diapositiva24

Nos cruzamos con unos pescadores que faenan con red, nuestro barquero avisa a la tercera piragua ( la de la intendencia), para que les compren pescado. Descubrimos el menú para hoy “Pescadito frito”diapositiva27

Son tantas las ganas de ver cocodrilos, que cualquier cosa que se mueve junto a la orilla, así nos lo parece. Nos acercamos pero no tenemos suerte, por el momento, no vemos cocodrilos!diapositiva30

En cualquier recodo del río hay vida, es bonito ver a la gente aseándose, lavando ropa o simplemente gozando de un baño. Siempre nos sonríen y responden a nuestro saludo.

diapositiva35

El encanto del descenso raya en la tranquilidad que representa. De vez en cuando remas, en otros momentos tomas el sol (con mucho protector solar pues abrasa!), cabeceas, fotografías, observas aves, o simplemente miras los brillos del sol en el agua.

Hace una carrera?, nos picamos entre los integrantes de las piraguas, cogemos el remo y dale, dale, dale, hasta quedar exhaustos.

En los momentos (casi todos) que el sol aprieta demasiado, abrimos los paraguas que están debajo de nuestro banco-tablón de madera, y la verdad es un alivio, una sombra se agradece mucho.

Remar es lo más deportivo y a la vez entretenido, y al pasar cerca de una de las otras dos piraguas, ¡zasca! con el remo, les mojas y desde luego les gusta y piden más…

Y nos preguntamos, si hay cocodrilos...¿como están tan tranquilos?
             
En los momentos (casi todos) que el sol aprieta demasiado, abrimos los paraguas que están debajo de nuestro banco-tablón de madera, y la verdad es un alivio, una sombrita se agradece mucho.
En los momentos (casi todos) que el sol aprieta demasiado, abrimos los paraguas que están debajo de nuestro banco-tablón de madera, y es un alivio, una “sombra” se agradece.

diapositiva38

Bien! por fin una ave grande, cerca de la lejana orilla podemos verla blanca, de porte majestuoso, nos equivocaríamos si os decimos su nombre, por lo que preferimos solo describirla como una zancuda solitaria, con plumaje gris rodeando su ojo. Creíamos que íbamos a ver muchos más animales en general, saltar peces, volar hordas de pájaros, en fin seguramente el calor hace que todos se reserven para sus cacerías nocturnas. diapositiva33

Parece que la comida está lista y la piragua del ñam, ñam está buscando un lugar idóneo para atracar  y comer.

¡Por favor que haya sombra! diapositiva37

Una vez encontrado el lugar, creemos que todos, pero “conmasde70” en especial, empezamos a estirarnos, a “movilizar la artrosis”, a desplegar los bastones y a ascender hacia la maravillosa sombra bajo los árboles, que desde la piragua se nos presenta como un regalo celestial y allí encontramos ya tomando un refresco a los que no tienen aún esa edad, y han subido sin artrosis ¡ juventud divino tesoro!

¡Buen provecho! nuestra primera comida es de restaurante "4 tenedores". Pescado frito, ensalada de zanahoria y tomate
Nuestra primera comida “4 tenedores”. Pescado frito, arroz, ensalada de zanahoria y tomate…¡Buen provecho!

diapositiva26

Después de comer, seguimos descendiendo el río, pero en silencio, diríamos que a excepción de los tres “piroguiers”, el resto hace la siesta. De vez en cuando un salto de algún pez grande nos despierta del letargo. Resulta que es una garza real zambulléndose en busca de su presa. Ohhh!  lástima de la no foto!

Mirad, mirad a la izquierda un cocodrilo! , todos duermen, solo lo he visto yo , o han sido mi imaginación y las ganas de ver uno?
Mirad, a la izquierda un cocodrilo!, todos duermen… nadie lo ha visto, ¿ ha sido imaginación o ganas de ver uno?

Los cocodrilos no son autóctonos de Madagascar, han sido introducidos desde el Nilo, adaptándose muy bien y proliferando mucho. Por lo que hay que bañarse en las orillas y vigilando. Un buen consejo antes de pegarse un chapuzón, es pegar con el remo fuerte, en el agua poco transparente, para asustarlos en caso de que estén enterrados bajo la arena o debajo de la piragua.

Los más valientes o los más calurosos?
Los más valientes o los más calurosos?
que forma de disfrutar, remando con las manos fatiga un montón pero referesca muchísimo
Remar a mano fatiga un montón pero refresca mucho                                 

Sugerimos para el río y acampada:           Ropa cómoda de algodón (la puesta y una muda).

Gafas de sol.  Gorro con visera (que pueda mojarse)

Protector solar de alto indice de protección)  cara, cuerpo y labial.  Almohada inflable (para espalda y riñones en piragua).  Linterna de mano y de cabeza. Traje de baño, bikini.  Toalla de fácil secado. Sandalias de goma o plástico de buena sujeción (bañarse en río). Pareo o sábana saco. Bastón extensible.  Impermeable plegable.    Repelente de insectos.  Alguna pomada antiestamínica.  Almohada hinchable para el cuello (siestas de piragua).  Bolsa estanca para pasaporte, móvil, etc.   Un encendedor (para el fuego de campamento).   Libro de aves de Madagascar (opcional)diapositiva43Antes de la caída del sol, llegamos a una zona de fácil acceso para atracar las piraguas y descender. Es como una pequeña playa de arena blanca, a lo lejos se ven tres cabañas de madera, caña y paja, de donde salen niños corriendo hacia nosotros, atrás les siguen mujeres con niños en sus brazos y algo más rezagados tres hombres.Todos nos dan la bienvenida!diapositiva59 diapositiva54Nuestro guía nos explica la seguridad del lugar para la acampada, por estar cercano a las familias. En más de una ocasión han atracado a turistas que acampaban en solitario por la noche

El lugar es precioso, el paisaje, el embarcadero...todo emana paz y armonía
El lugar es precioso…emana paz y armonía
Los niños pequeños, casi bebés, reman, pescan y atracan las piraguas con gran dominio y habilidad
Los niños pequeños, casi bebés, reman, pescan y conducen las piraguas con dominio y habilidad 

diapositiva47Nos encanta el lugar, su gente, los niños…el primer lémur que vemos aunque en cautividad, nos lo muestra un chico con orgullodiapositiva57
diapositiva56Empieza el trajín de cacharros, el agua hierve en un puchero, nos están preparando la cena ¡esto es  lujo asiático en Madagascar!diapositiva55

La hora es ideal para hacer fotos, son verdaderas estampas, que relax poder fotografiar y ver que los modelos se prestan ilusionados!!!
La hora es ideal para hacer fotos, son verdaderas estampas, que relax poder fotografiar y ver que los modelos se prestan ilusionados!!!

diapositiva53

diapositiva44

 

diapositiva62

Montamos las tiendas con facilidad, son tipo “iglú”, de 1,2, y 3, ¡Zaaaas!…tienda montada

diapositiva61Rodrigo y Mario preparan “tronquitos· y leña pequeña para el fuego de campamento, nos espera una magnífica velada! La noche promete, empiezan a destellar estrellas, los sonidos de la noche se dejan oír…Eric nos dice que es un Coucal Malgache o un Ardea Cinérea. En este momento echamos en falta un buen libro de aves, para poder ver sus característricas

viaje/Madagascar/octubre 2015)

 

 

 

 

 

 

2 thoughts on “Madagascar/Miandrivazo/Descenso por el río Tsiribihina

  1. Un dia deies que els viatges es disfruten 3 vegades: quan els prepares, quan els realitzes i quan els recordes Certament.! a més ho expliques amb el detall precís. Ahh, suposo que la fotografa del reportatge´ets tu, oi?. Et felicito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *