Laos/Phonsavan/Kong Lor/Bolaven-sudeste asiático

Phonsavan 

La llanura de las jarras, donde vemos miles de ellas esparcidas por el suelo en  Xieng Khouang, (tierras altas del norte de Laos). Los arqueólogos creen que fueron construidas hace 2.000 años, por los habitantes de la región, cuya cultura y vida nos es desconocida. La mayoría del material excavado data de 500 a,C – 800 d.C. Los antropólogos dicen que las jarras han podido ser urnas funerarias o almacén de alimentos.

Las jarras son de roca sedimentaria, piedra arenisca, granito y coral calcificado. Son angulares o redondeadas. Pesan de 1 a 6 toneladas y miden de 1 a 2 metros de altura.  El lugar tiene un ligero aire parecido a los moháis de la Isla de Pascua (salvando las diferencias evidentes). Leyendas locales afirman que hace mucho tiempo una raza de gigantes habitaba en el lugar. Hoy día aún es un enigma como tantos otros a descifrar, rodeado de diferentes hipótesis… Lamentablemente hay muy poca documentación sobre este lugar, aumentando así el misterio.

Pasear entre estos vestigios hace interrogarse muchas cosas. Realmente es chocante tener en nuestro siglo, una tecnología tan sofisticada, descubrimientos espectaculares de la ciencia…y ¿no poder llegar a teorizar sobre restos palpables de otra civilización?

En el Old Town, de Khouan se mal mantiene una figura de un buda tuerto y manco acompañado de cuatro ruinosas columnas, y algo más alejada una estupa completamente invadida por la maleza. Desgraciados recuerdo de la guerra 1968/1973. Otra pregunta a questionarse es el  porque esta región fue tan bombardeada durante la guerra por los americanos…¿Que buscaban?

–     –    –     –     –     –     –

El trayecto desde Phonsaban a Kong Lor es agotador. Un día completo viajando en un destartalado bus local con  asientos desmontados, sin cinturones, sacos de arroz por el pasillo y gallinas.

Una vez detenido en un determinado kilómetro de un cruce,  debemos apearnos para seguir viaje con otro vehículo que no llega, por lo que optamos sin éxito por el autostop. Al final nos recoge un tuctuc sobrecargado de gente local y materiales varios.

El pueblo de Kong Lor es una completa estampa rural. En medio de un gran valle de cultivos, cafetales y frutales con distintos tonos de verde, se encuentra rodeado de altas y escarpadas montañas cársticas. Se nota que aún no ha llegado demasiado turismo y sus gentes son de una amabilidad primitiva rozando la timidez. Tan solo hablan laosiano, pero se esmeran por entenderte y hacerse entender. Es formidable poder encontrar lugares  tan remotos “en el tiempo”, con gentes sencillas de corazón abierto.

La cueva gigante de ” Tham Kong Lo” o “Kong Lor”  es una cueva de piedra caliza de karst en el Parque Nacional  de Phu Hin Bun, en la provincia de Khammouane, Laos.

Está situado a 130 km  al norte de Thakhek, sobre el río Nam Hin Bo, el cual desemboca en la cueva. La formación del karst es espectacular  y  la cueva se considera como “uno de las maravillas geológicas del sudeste asiático”.

En la cueva de Kong Lor, se navega desde Pu Hin Bun hasta Nam Hin Boun, atravesando toda la montaña. Cuenta con 7,5 km  de profundidad  y 91m. de alto. Cada barquero va iluminando con un potente foco el trayecto, que al ser muy profundo y ancho le da un carácter fantasmagórico.  En la entrada proveen de linternas frontales. Nos preguntamos, si nos gustaría más una cueva completamente iluminada para navegar viendo con claridad las curvas y sinuosidades. Respondiéndonos, que tal cual está le da ese carácter fantasmagórico que te hace abrir los ojos como platos durante todo el trayecto.

El  Karst hablando topográficamente, es un paisaje formado por la disolución de rocas solubles como caliza, dolomita y yeso. Al salir al exterior en el lado opuesto de la montaña, se venespectaculares paisajes de montañas de piedra caliza (karst) y cuevas impresionantes.

Hay momentos, en los que descendemos de la embarcación para admirar una gran galería, donde se multiplican las estalactitas y estalagmitas.

En otros, nos da la sensación  que pasamos por debajo de concreciones rocosas y vamos a topar con la cabeza y  salir con un “chichón”. Y por fin, la luz que aparece al final del túnel dejando ver un hermoso paraje. Las piedras que se han desprendido de la montaña y reposan en el río tienen bonitas formas a las que nos gusta bautizar como: elefante, oveja, cocodrilo…etc . Es tan bueno dejar volar la imaginación durante la contemplación. Estamos admirados del paisaje y de la tranquilidad que respira el lugar. Sin duda hermoso y de gran belleza salvaje. ¡Nos estaba esperando!, y nos decimos: ¡Han valido la pena las horas de autobús!

Resumiendo: un muy agradable viaje subterráneo, con la compañía de estalagtítas, estalagmítas y como colofón ese baño final en el agua clara y dulce! Recomendable recorrido por lo fascinante y perturbador, donde se mezcla la belleza y la sensación de estar en el mismo centro de la tierra.

–    –     –     –     –     –     –

Pakse

Es una pequeña ciudad en el sur de Laos, nudo de comunicaciones tanto aéreas, fluviales o terrestres, hacia los paises vecinos :Vietnam, Camboya y Tailandia.

Wat Luang es un templo (1935) en la orilla de río Se Don (afluente del Mekong). Cuenta con un monasterio, en el que habitan monjes estudiantes. Se tienen muchas ocasiones en donde poder verlos, especialmente cerca del río. Lo tenemos justo al lado de nuestro hotel, y entramos a visitarlo a la caída del sol. Es bonito muy limpio y cuidado. Por todas partes salen y entran jóvenes muchachos estudiantes con sus túnicas naranjas ( tan lindas para fotografiar)

–    –    –    –    –   –   –

Wat Phu Champasak Declarado Patrimonio de la humanidad por la Unesco en 2001. Situado a orillas del río Mekong, entre un arroyo y la montaña Phu Kao. Esta ciudad pre-angkoriana expresa la visión hindú de la fusión entre hombre y naturaleza y es un ejemplo de la civilización Khmer de Laos del S.V al XV.

Iva Phou o Wat Phu es la montaña del templo Khmer hindú, en ruinas en el sur de Laos. Consta de tres niveles. En el primero encontramos pasillos con símbolos Angkorianos, rodeados de campo y dos grandes estanques.

BB01AD1D-1C7C-49AD-A995-D8CBF04E1581
En el segundo, dos pabellones separados para hombres y mujeres, ya con signos de la naturaleza invadiendo las piedras, lo cual le da ese especial carácter. Y ya en el tercer nivel llegamos a la cima del monte encontrando su espectacular vista de todo el conjunto. Hay que subir por escaleras de piedra flanqueadas por esculturas de serpientes de siete cabezas. También hay una cueva con un manantial.

Caminamos junto a las ruinas que nos transportan a otro tiempo, y una vez en la cima contemplamos todo el conjunto, imaginándonos cómo debía ser tal maravilla en su esplendor.                                     Se encuentra en la base del Monte Phu kao, en la provincia de Champasak. El templo tiene una estructura única, perfectamente geométrica en la que los elementos conducen a un santuario dedicado a Shiva.

La leyenda nos dice que allí fue bañado Buda en el agua de un manantial de montaña.

El lugar es un centro de adoración budista Theravada

–   –    –    –     –     –     –

La meseta de Bolaven es una región elevada en el sur de Laos. Se muestra muy fértil, con cafetales, frutales y arrozales. Pertenece a la región de Champasak. Es un punto preciso en Laos para recorrer su naturaleza. Está atravesada por varios ríos y muchas cascadas entre las que podemos comentar las que hemos visitado. 

Tad Fan con 130 metros de caída.

Tad Lo, muy amplia con diferentes niveles, donde es accesible darse un buen baño en las diferentes pozas y terrazas. Siempre vigilando la fuerza de la corriente, y las piedras mojadas o con musgo ya que son sumamente resbaladizas.

Para nuestra sorpresa encontramos una pareja de elefantes “sueltos” comiendo bambú, lo que hace nuestras delicias de interacción con ellos. Son verdaderamente tranquilos. Con precaución y lentitud nos acercamos a ellos hablándoles. ¡ Estos momentos son un regalo!  Nos ilusiona ver que puedan estar libres en el parque.

Más adelante junto al río, vemos una pequeña explanada de la que  deducimos es su lugar para dormir. Una zona  descubierta con un lecho de paja. (Sus grandes boñigas indican la dirección hacia su dormitorio.                                                                                            La última cascada por hoy es la  Pasuam waterfall con su precioso puente de bambú muy bien conservado. Vemos fotos en las que la caída de agua cubre por completo la pared lateral. ¡Pronto llegará la estación de lluvias!

Casi al irnos una mujer de poca estatura nos invita a visitar un pequeño museo y un grupo de casas tradicionales. Ella se nos adelanta y al poco entramos en el “Village” Pamuan. El recinto es como un museo ajardinado entre una bella arboleda. Hay más mujeres, todas ancianas,  con vestidos de colores, collares y los lóbulos de la oreja agrandados con un hueso pulido. ¡Pintorescas! Creemos son el último vestigio de una generación a la que llaman minoría etnica. Destinada a la extinción, ya que sus jóvenes van con tejanos, móvil y moto. Son una etnia a desaparecer, cuya cultura morirá con ellos. La tecnología arrasa a las culturas ancestrales. Nos merecen compasión. Ahora viven del turismo, vendiendo objetos de paja, rafia y ratán.

Preciosa la “pallotte” nupcial a modo de palomar un poco alejada de las otras. ¡Cuán  romántico, que te rapten y te lleven a…!

 Continuará…                                                                                              Galeria de imágenes  


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6 thoughts on “Laos/Phonsavan/Kong Lor/Bolaven-sudeste asiático

    1. Pues claro que hay vida viajera ! Hay lugares en el mundo para todas las edades! No es la edad lo que cuenta sino la actitud . Otro saludo viajero y que sea para muchos, muchos años! Conmasde70

    1. Reyes, muchas gracias por leernos ! Seguimos en nuestro empeño de seguir viajando y compartiendo. Pero ahora necesitamos ahorrar mucho y preparar nuestro siguiente itinerario. Besos viajeros. Conmasde70

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *