“Facilities” del vuelo transoceánico en clase turista

El espacio entre asientos de clase turista merma con el paso de los años, por lo que apunto varias “sugerencias” a seguir durante el vuelo interminable.

  • Al comprar los billetes por Iternet, elegir el asiento deseado (optativo para algunas compañías), ya lo indica “ELEGIR ASIENTO”, con un coste extra, permite acceder a plazas de mayor amplitud. Con ello previenes al ponerte de pie  para ir al servicio o simplemente a estirar las piernas, tenerte que contorsionar al estilo Kama Sutra, mientras accedes al pasillo por encima del pasajero de tu lado.
  • Procura no enredarte con el chaleco salvavidas del asiento delantero, al hacer los ejercicios de extremidades inferiores recomendados.
  • Tómate algún hipnótico después de la comida o cena de a bordo, para conseguir  conciliar el sueño, antes que el pasajero de detrás zarandee el respaldo de tu asiento y te despierte.
Antes de pulsar el "push"...
Antes de pulsar el “push”…
  • Evita ir a la “TOILETTE” en caso de turbulencias, ya que es difícil acertar, y no olvides bajar la tapa del wc antes de pulsar el “push”, para que no succione tu ropa interior.
  • Si no quieres tener sorpresas, aclara con la compañía aérea que servicios incluye tu vuelo, con referencia a los refrigerios por ejemplo. Los hay tan “LOW COST”que tienes que abonar ese servicio.

¡Por pedir no te cortes! Las líneas aéreas intentan reducir gastos, al máximo, por lo que no ofrecen al pasaje en general ciertas cosas, como por ejemplo:  licor o digestivos después de las comidas, prensa o bebidas durante el vuelo, almohada extra, calcetines, antifaz o tapones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *