Escapada con nietos / Sigean reserva africana e Islas Medas

Después de varios meses sin ver a nuestros nietos gemelos de seis años y medio al hacerlo nos damos cuenta que han crecido medio palmo. El tiempo pasa tan rápido que nos proponemos disfrutar de ellos llevándolos a algún lugar “sorpresa”. Lo primero y primordial pedir permiso a sus padres para que nos los dejen durante unos días. Lo segundo, no decirles a donde vamos ni cuando hasta casi el mismo instante de la salida, para evitar las mil preguntas de : Abuelos, ¿Cuando nos vamos? Abuelos ¿A dónde vamos?

Así que ellos están ilusionados y expectantes y nosotros encantados de llevarlos a un lugar “sorpresa”.Escogemos viajar a la reserva africana de Sigean ya que lo conocemos por haber llevado hace veinte años a nuestro nieto mayor cuando tenía su misma edad. Desde  entonces hasta hoy a buen seguro que se habrá convertido en un gran parque natural. Se encuentra cerca de la ciudad de Sigean y a 15 Kms, de Narbona, en Ocitánia en el sur de Francia.

¡Qué felicidad poder hacer una pequeña escapada con ellos! Hacer un safari es una magnífica  sorpresa. Como lo es también alquilar una casita en Coursan, a 30 km de Sigean. Conmasde70 volvemos a rememorar con ellos lo que hicimos con nuestros hijos: educarlos a la vida natural y juntos conocer mundo. La vida se nos vuelve a repetir  con la tercera generación.

Su ilusión al ver la casa es un espectáculo: lo inspeccionan todo, abren armarios, cajones…Disfrutando al conocer donde vamos a vivir durante dos días.  – ¡Tiene piscina!, – exclaman.

Como cuenta con dos habitaciones muy similares con dos camas, les ofrecemos elegir la que prefieran. A nosotros nos encanta ser condescendientes con ellos que no quiere decir mal criarlos. Que chistosos escogen la que tiene televisor (lo sabíamos). Continúan con la inspección de la casa nombrando cada descubrimiento en voz alta,

– Abuela, secador de pelo y plancha. – Abuelo ¡La piscina es enorme!

En fin una divertida experiencia para los cuatro.Cuando llegamos a la entrada del parque están excitadísimos, la charla vespertina de ayer les hizo soñar en los tiempos de Tarzán y “Chita”. Nos sorprende lo bien que se orientan con el mapa y como disfrutan indicándonos su prioridad de recorrido. El saber leer ha sido un salto importantísimo.Durante el circuito en coche llevamos los cristales de las ventanillas bajados en las zonas permitidas. Ellos mismos suben la suya cuando nos acercamos a los leones al ver el letrero de la calavera.Vemos a un grupo de leones descansando a bastante distancia. Los cuatro deseábamos verlos más cerca.¡Lástima no ha podido ser !El recorrido a pie tiene el encanto de poder ir y venir libremente sin tener que seguir los senderos establecidos.Pudiendo estar muy cerca siempre que no se traspase más allá de la valla, cadena o separación. Les encanta ver como los “rangers” dan pescado a los pelícanos, un gran  espectáculo. Sobretodo cuando se añaden  gaviotas y entremezclándose con ellos les roban la ración. La anécdota del día es el momento en que un oso salta el cable electrificado y deambula a sus anchas por el circuito de los coches. Al pasar junto al nuestro nos parece  ¡ENORME !Antes de la cena y siguiendo instrucciones…Hacemos un rato de deberes. No protestan lo cual nos admira. ¡Así da gusto! La tapa del WC les parece algo espectacular pues al levantarla el tigre parece que esté vivo…A los niños les encanta la casa con todo hacen su juerga particular. Lo que más les gusta de la casa a parte de la piscina, es abrir la puerta que da a la terraza del desayuno y encontrárselo  preparado. (A nosotros también). Al regreso, para que los niños no se cansen con tantos kilómetros nos detenemos en l’Estartit, para navegar por las Islas Medas con el catamarán Nautilus, bordear la costa del macizo del Montgrí, Cala Pedrosa y Roca Foradada. Y fondear después viendo la visión subacuática a través de sus dos amplías cabinas  de cristal que parecen una ventana abierta al fondo marino, navegando a muy poca velocidad. Cuando el catamarán inicia la marcha y adquiere velocidad es el momento que a los niños les gusta más. Impresiona por lo emocionante e incluso  da miedo pensar en que se pueda romper el cristal. De todos modos la emoción dura poco pues al ver que no subimos a cubierta uno de los marineros nos viene a buscar indicándonos que debemos subir, cerrando después el acceso de la escalera de bajada con una cadena.El archipiélago de Les illes Medes es una reserva natural en la parte occidental del Mediterráneo, formado por siete islotes. De mayor a menor: Meda Gran, Meda Petita, el Carall Bernat, els Tascons Grossos, el Medallot , els Tascons Petits y les Ferranelles, en total 23 hectáreas. 

Las dos opciones (Reserva africana y navegación) son muy acertadas  para llevar a los niños. Conmasde70 las aconsejamos totalmente por ser dos enclaves en los que los abuelos disfrutan al igual que los nietos.

¡Ahora a pensar en la próxima escapada!

Continuará…

Galería de fotos

9 thoughts on “Escapada con nietos / Sigean reserva africana e Islas Medas

    1. Gracias Maria, lo pasamos bien juntos. Con niños hay que buscar cosas distintas a las habituales. Lo más bonito es su capacidad de asombro. Besos. Conmasde70

  1. Hoola que be disfrutar així dels nets!!! Heu fey una sortida curteta pero molt aprofitada…felicitats !!! per tota la vida que gaudiu, plena d’emocions….petons…..😘😘

    1. Gràcies. La sortida curteta es el que ens va bé, Conmasde70 comencem a nesesitar tranquilitat i amb els petits encara q son força obedients ja se sap…no pots descuidar-te ni un segón. Una abraçada

  2. fantàstic…¡¡¡
    es màrevellos poguer fer una escapada amb els nets, ho recordaran tota la vida…
    Felicitats i una abraçada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *