BOLIVIA / Tupiza / Reserva Eduardo Avaroa / Uyuni / Potosí / Sucre / La Paz – América del Sur

Antes de emprender nuestra salida en bus hacia Bolivia, cambiamos moneda a pesos bolivianos. Desplazarnos en autobús en lugar de en avión nos da la oportunidad de conocer mucho más sobre el terreno y ver en todo momento la belleza de luces y contrastes que nos ofrece el trayecto. La fisonomía del paisaje es cambiante a medida que ascendemos. Aunque la palabra desierto en sí misma es la ausencia de muchas cosas, lo paradójico es que en cada km en el que nos desplazamos los cambios de panorama y “vida”, se nos ofrecen ricos al contrastar la yerma y árida vegetación con los dibujos de la arena y las formaciones rocosas del terreno. El paisaje es hermoso con altos riscos, paredes cortadas a pico  y las conocidas catedrales góticas por efecto de la erosión. Nos desviamos para seguir la dirección ascendente  hacia La Quiaca. Pasamos  por Maimara, Sumajpacha,Tilcara (Patrimonio de la Humanidad) Pukara, Uquia, pequeños pueblos con encanto por su artesanal comercio de alfareria y viticultura orgánicaLa quebrada es atravesada por el río Grande pero en esta época del año, casi no lleva agua. El trayecto es inhóspito ni siquiera cardón, todo está muy seco. La monotonía del paisaje se ve interrumpida  por la visión de pequeños cañones arcillosos con el cauce seco. La Quiaca es la estación terminal de bus en la frontera Argentina. Un taxi nos conduce hasta el edificio de inmigración argentina, donde nos sellan los pasaportes y sin pasar escanner ni otro trámite pasamos el puente andando. Bolivia es conocida como «Microcosmos del mundo» y nuestras mochilas como… » diez y veinte Kg imprescindibles».En Villazón compramos la tarjeta Sim de Bolivia, paseamos un poco, cenamos y nos acostamos. Sobre las 23:45 nos llaman a la puerta de la habitación del hotel con insistencia. Son 4 policías de inmigración que buscan un prófugo… Medio dormidos tenemos que enseñar los pasaportes. ¡Todo queda en un susto boliviano!El territorio boliviano nos sitúa en la zona del trópico de Capricornio, con toda su gama de climas existentes en el planeta. (Las mochilas de Con más de 70 están preparadas con lo necesario para la progresión climática). La temperatura se regula por la ubicación geográfica y por la altitud sobre el nivel del mar. La previsión es estar con unos 10º de diferencia en un mismo día.La temperatura es de montaña, con un promedio de 12° C que descienden a bajo cero por la noche hasta la salida del sol que poco a poco vuelve a ascender. Todos los días hay varios mercados en la localidad, siendo uno de los más importantes “El Campesino”. El trasiego que se observa en un mercado es formidable. Nos damos cuenta que no hay ni un turista, la razón es que no es turístico sino local. Aquí no existen los souvenirs, a menos que compres una “falda” ya confeccionada de 6 m, de tela, una “enagua” con diferentes dobladillos escalonados de cuatro o de cinco puntillas y un “aguayo” o bolsa para cargar sobre la espalda un bebé o alimentos. Podemos hacer fotos “robadas” sin que se den cuenta. Compramos mandarinas, empanadillas y nueces, que vamos comiendo por el mercado como aperitivo.Hay un intenso movimiento comercial con la localidad La Quiaca de la que gran parte es contrabando. Las mercancías cargadas en las espaldas de cientos de vendedores que, a diario, cruzan la frontera en una u otra dirección, es conocido como el “comercio hormiga” de productos alimenticios, electrónicos y bebidas. De La Quiaca a Villazón y viceversa. Comemos al sol, en un puesto callejero, una deliciosa sopa de sémola de arroz verduras y ternera. Nos encanta mezclarnos con la gente, ellos son discretos y reservados, pero les gusta ver que compartimos sus costumbres. 

Salimos con un “rapidíto” como llaman acá a los vehículos pequeños que salen en cuanto están llenos, hacia Tupiza, llegamos en tres horas sin ninguna parada. Tupiza es algo más baja (2850 m) llamada «Joya Bella de Bolivia» por la belleza de sus paisajes, sus petroglifos, sus cerros colorados y su gastronomía. Andando desde nuestro hospedaje el centro está cercano, merodeamos por los alrededores de la catedral y comemos su típico plato de “Chancho a la cruz” (cerdo abierto en canal asado al calor de las brasas”. Nos admiran sus desfiladeros y curiosas formaciones rocosas (geoformas) de las montañas cercanas, como las que se encuentran en el Valle de los Machos, la Puerta del Diablo y El Sillar. Lo que más nos interesa es hacer un recorrido por el Parque Nacional Eduardo Avaroa para conocer su flora, fauna, sus lagunas y su energía geotermal. En turismo nos dicen que no está permitido hacerlo en solitario como pensábamos, por lo que nos vemos obligados a contratar un tour de cuatro días con conductor-guía y cocinera, durmiendo en pequeñas haciendas u hostales rústicos. Descansamos dos días en “La Casa del Barón”, una hacienda colonial regentada y reconstruida por una familia, fabricantes de cerveza artesanal y vino orgánico. La noche anterior a la salida, Tupiza tour nos advierte que hay bloqueo en todas las salidas del pueblo por protesta a la construcción de carreteras, por lo que cargamos el equipaje en el vehículo aparcándolo fuera de la zona de bloqueo y al día siguiente Jorge Pereira, gerente del hotel nos acompaña atravesando el río con su Land Cruisier sorteando los piquetes  para seguir  a pie unos 300m. Sin contratiempos llegamos donde nos espera nuestro chófer guía Fredy y la cocinera Maribel.¡Otra aventura boliviana!El trayecto es a través de pista de ripio y paisaje con “paja brava”. Ascendemos por Cerrillos (-2° a las 11 horas) desde 3.200 a 4.600 vemos un zorro, llamas, vicuñas y avestruces. Por la noche alcanzamos los – 12° CEn Polullos aún con emplazamientos mineros de cobre plomo y estaño, atravesamos el río San Pablo afluente del río Grande cerca de las minas de cobre,  estaño y oro.

Al segundo día nos centramos en las hermosísimas lagunas de la reserva.
Laguna Colorada, forma un ambiente acuático único en el mundo, dentro de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa, en el altiplano potosino cerca de la frontera con Chile. Su color rojizo se debe a un tinte natural que le dan unos microorganismos. Es de postal ver siempre cientos de flamencos en sus orillas. Desde la Laguna Colorada en dirección a la Laguna Verde nos encontramos a 5.000 msnm.Atravesamos desiertos y volcanes milenarios, fumarolas, lagunas multicolores y montañas de distintos colores.

San Antonio de Lipez viejo, fue asentamiento de los españoles por sus minas de plata con 150.000 habitantes.Nos parece un 2° Machupichu. Los Incas sintiéndose esclavizados se revelaron,  consiguiendo expulsarlos. Una leyenda explica que las “vizcachas” vigilan  el tesoro que el pueblo posee, pero que nadie  ha encontrado. Sus habitantes hicieron un pacto con el diablo a cambio de obtener la riqueza. Al obtenerla no cumplieron el pacto y murieron todos. Nadie ha podido volver a vivir en el lugar por los ruidos que surgen durante las noches, ya sea del viento, o de las ánimas aún aferradas a las riquezas.Es brutal en pocos días del recorrido poder ver unos paisajes tan distintos, volcanes activos, lagunas de brillantes colores y desiertos inhóspitos. La naturaleza se recrea en estos parajes, como el desierto de colores cercano a la salida de la reserva.

El salar de Uyuni (altitud de 3.663 m) es el mayor y alto desierto de sal del mundo, de 10.582 km². En medio del salar se encuentra isla  Incahuasi  en la que hay pequeños arbustos como: Pata de guanaco, Garra de león, Llareta, pero su flora principal es una vegetación de cactus gigantes  (Echinopsis atacamensis) que vemos a la salida del sol y pueden llegar a medir más de 10 metros de altura. La fauna predominante de mamíferos es de pequeños zorros, vicuña, guanacos, gato andino , el suri,  chinchillas. En aves destacan el cóndor andino, enormes colonias de tres tipos de flamenco. y el colibrí.El salar de Uyuni, situado en el suroeste de Bolivia, en la región de Potosí, es la mayor reserva de litio en el mundo con importantes cantidades de potasio, boro y magnesio. Se encuentra en la región antiplánica de la Cordillera de los Andes. En el salar las temperaturas son extremas, el tiempo del jeep cruzando la nada mantiene panorámicas  maravillosamente bellas. A veces parecen paisajes de ficción. Está formado por once capas de tierra y de salitre, con espesores de 2 a 10 m. Por debajo de la sal hay  ciertos puntos en los que aflora agua, a lo que llaman «ojos del salar». Estos ojos provienen de lo que fueron las aguas de lago Tauca.Es bonito ver nuestros reflejos en las pocas partes que quedan cubiertas de agua. Fredy y Maribel nos ayudan a disparar  las típicas fotos con perspectiva en el blanco extenso…

Pasamos la noche en un hotel en el que toda la construcción es de bloques de sal, las paredes, el suelo, las mesas, la cama, etc ¡Una curiosidad, la sal es un buen aislante! Pero la temperatura sigue bajando alcanzando los – 14° CEl tour continúa en su programa con visitas a un museo de sal, cementerio de trenes…etc Como vamos solos y podemos escoger, preferimos regresar, estamos cansados, traqueteados y baqueteados. Así que volveremos en una hora a la civilización. Uyuni ciudad es un pueblo construido sin ningún orden preestablecido, dado el auge turístico adquirido. Tan solo cenamos y pasamos la noche. ¡Sigue el frío! No merece ninguna mención especial. Salimos en bus público por la mañana hacia Potosí.Potosí es una antigua Villa imperial escogida como Patrimonio Cultural de la Humanidad» en 1987. Las minas de explotación actuales de Cerro Rico es lugar por el que Potosí se convirtió en una de las ciudades más grandes y más pobladas del mundo. Cuando  los españoles vieron que existía un cerro repleto de plata se volvieron locos y construyeron una ciudad alrededor de la fuente de ingresos utilizando esclavos para vaciar la mina hasta 240 m. No hemos querido visitarla por respeto pues sigue habiendo condiciones pésimas de trabajo, mafias, trata de personas, e incluso niños trabajando. Hay un recorido «guiri» que consideramos vergonzoso pues  visten de minero a sus visitantes, pudiendo ver la vida dentro de una mina.( eso incluye ver las malas condiciones de trabajo) Su colonial amplia zona está repleta de edificios en buen estado recuerdo de la conquista española. Muchos soportales blasonados, balconeras en madera, patios interiores e iglesias. Es la 2ª ciudad más alta del mundo, a nosotros nos fatiga el desplazamiento, su altura de 4200 metros nos afecta la respiración. Andamos muy despacio por sus empinadas calles del centro y visitamos una gran cantidad de monumentos. Nos gusta mucho la panorámica que se divisa desde el mirador de “La Compañía de Jesús”. Pero como siempre lo mejor es vivir la calle. La carne es buenísima y la sopa de Carapulka entre otras es característica de la villa imperial. En el centro hay muchos lugares de excelente comida. Justo al lado de la Casa Nacional de la Moneda, donde se acuñaron las monedas de plata, a pulso, luego con máquinas a vapor y más tarde con maquinaria eléctrica, hay buenos restaurantes. La Catedral o Basílica de Potosí S. XIX, en la plaza 10 de Noviembre, es una basílica menor de estilo barroco virreinal.En conjunto nos ha gustado muchísimo su gran sabor colonial. Lo que no, el demasiado tránsito por sus retorcidas callejuelas del centro, en especial por la mañana. Dos billetes para el bus local que nos lleva a Sucre en dos horas y media. El sol nos acompaña durante el recorrido parece que viajemos en un solárium,  incluso nos untamos factor solar. En una de las paradas suben vendedoras de humitas de maíz y queso, y caemos en la tentación ¡Nos encantan!Sucre es la tipica  ciudad colonial con plazoletas, jardines y parques que dan armonía al conjunto urbano que le valen el título de “Patrimonio Cultural de la Humanidad” otorgado en 1991 por la UNESCO.Su arquitectura hispánica es la mejor conservada en América, con calles empedradas, fuentes e iglesias antiguas, casas techadas con tejas de arcilla y con sus paredes blancas, características del diseño colonial. Su arquitectura religiosa es abundante destacándose la iglesia de San Lázaro, la más antigua, construida en 1544; la iglesia la Merced, que cuenta con una hermosa capilla; el convento de San Francisco Javier, y la Catedral, cuya construcción comenzó en 1571 y finalizó un siglo más tarde, donde resalta su bella fachada barroca. El Convento de La Recoleta es otro de los edificios más notables de la ciudad. Su vista panorámica y sus bellas puestas de sol lo convierten en un lugar muy agradable. En general su arquitectura de estilo peninsular o colonial con las fachadas neoclásicas o afrancesadas del periodo republicano, art nouveau y art decó convierten a Sucre en una ciudad encantadora a la vez que alegre y llena de estudiantes por sus múltiples universidades.A pocos minutos de la cuidad visitamos  el yacimiento de huellas de dinosaurios más extenso del mundo. Desaparecidos hace 68 millones de años, visibles en el farallón de Cal Orck’o (cerro de cal), donde podemos observar 5055 huellas de dinosaurios de 8 especies que se mantienen indemnes al tiempo. El parque presenta réplicas a escala real de flora y fauna del último periodo de los dinosaurios que existieron en Sudamérica, como el titanosaurio de 36 metros de largo y 18 metros de alto. Otras réplicas son el tiranosaurio rex, el carnotauro, el ceratopsio y otras especies de herbívoros, carnívoros, reptiles y anfibios del periodo Cretácico.

Salimos de Sucre en un confortable bus-cama a las 20 h. para llegar a La Paz por la mañana, dejar mochilas en el hotel y salir hacia el “Mercado de las Brujas», para curiosear encantados los remedios, pócimas y amuletos diversos que exponen para su venta. Huele a hiervas medicinales, a miel e incienso. Observamos con sorpresa a los locales comprando «fetos de llama» (esqueletos de feto de llama) para sus ritos de hechicería y otros ingredientes para las ceremonias de ofrenda a la Pachamama o Madre Tierra , que es un concepto de la lengua Aimara. «Pacha» quiere decir  “mundo” o “Tierra”, mientras que «mama» equivale a “madre”. Por ello  suele decirse que la Pachamama es para ciertas etnias andinas, la Madre Tierra. La calle se continúa en  una empinada cuesta que conduce a otros mercados. Allí entre limpiabotas, campesinos y vendedores paseamos disfrutando del ambiente sencillo y colorista que se nos brinda a cada paso. ¡Momentos inolvidables! ¡La belleza de lo sencillo! El alma se llena de estampas preciosas.    La Paz es una ciudad que no deja indiferente. Construida en un enorme valle a  3240 metros. El Killi Killi es el mejor mirador de toda la ciudad con vistas de 360°. La Paz cuenta  con 10 teleféricos que suplen los difíciles accesos a las casas construidas en los altos cerros sin demasiado control urbanístico. Recomendamos  subir en algunos como desde Plaza de España  hasta el Alto en el teleférico amarillo con inmejorables vistas. La ciudad colonial ubicada en un cerro, inspira hoy aún recuerdos hispanos: calles empedradas, plazas de armas, patios interiores, contrastando con la ciudad moderna con altos edificios, campo de golf, moderno estadio, comercios, etc.La Paz (oficialmente Nuestra Señora de La Paz), la sede del gobierno de Bolivia, es la tercera ciudad más poblada y la metrópoli más alta del mundo.(3640) Situada en un valle creado por el río Choqueyapu y rodeada por las altas montañas del altiplano, en las que destaca la imponente silueta del nevado “Illimani” de 6.462 msnm. Ciudad salpicada de monumentos como la Iglesia de San Francisco, y de vida comercial, como la calle Sagárnaga de la foto. Las montañas de su alrededor son de arcilla, grava y pizarra, que las convierten en una visita obligada para ver la belleza de sus faldas, ya que estos crean ilusiones ópticas de fascinante atractivo, como por ejemplo El Valle de La Luna (del mismo nombre que el de Atacama), se encuentra a 10 km del centro. Es una completa obra de arte natural. La erosión de sus formaciones arcillosas juegan un importante papel al consumir la parte superior, creando algo parecido a un desierto de estalagmitas que esculpen un paisaje lunar impresionante.Hay otra zona similar en El Valle de las Ánimas. Por el camino vemos campos  de cultivo ganados a sus laderas. La agricultura crece entre los espectaculares barrancos producto de la erosión. ¡Una proeza de vida!Este valle es una zona  de maravillosos paisajes, entre los que observamos formaciones naturales que semejan catedrales góticas formadas por la erosión, unas caprichosas formaciones rocosas cinceladas a lo largo de millones de años por el deshielo de glaciares, el viento, la lluvia y el sol, que nos recuerdan imágenes de la Cappadocia y sus “ cheminées de fées. Leímos un artículo en una revista que hablaba del Valle como de  una extensión árida de extravagancia «sui géneris»… ¡Verdaderamente lo es! Tanto El Valle de la Luna, como El Valle de las Ánimas parecen dos desiertos de estalagmitas. En la noche el viento provoca un efecto sonoro que se podría asemejar al «requiem por algún alma» o también las voces de las propias almas. (Son habladurías…)

No podemos dejar de comentar algo sobre su gastronomía de la que nos llama la atención su variedad de platos y platillos que son muy distintos según la zona. Sandwich de Chola (cerdo crujiente). Anticucho (corazones de res a la parrilla con papas). Silpancho (carne empanada de res o llama, con huevos fritos, arroz y papas). Ají de Fideos (lengua de ternera picante). Cuñapé (pequeños bollos de harina de yuca con  queso al horno). Sonso de Yuca (puré de yuca con queso) Chancho a la Cruz (cerdo entero cocido a fuego lento). Humitas (tamales dulces horneados a base de maíz, canela, trozos de queso y azúcar). Un restaurante asador típico boliviano es “La Tranquera”  en pleno centro. Compartimos plato pues las raciones son muy grandes. Su carne es excelente.Y para beber Mocochonchi (melocotones deshidratados con canela y cardamomo).También cuenta con vinos tintos potentes maduros y afrutados. Hacemos mochilas con el propósito de volver, ¡Hay mucho por descubrir en este lindo país!

Mañana vamos  a dar un saltito en avión hacia México «lindo y querido» como dice la canción.

Continuará…

Galeria de imágenes  

 

 

6 thoughts on “BOLIVIA / Tupiza / Reserva Eduardo Avaroa / Uyuni / Potosí / Sucre / La Paz – América del Sur

  1. A quarts de 4hde la matinada m agrada imaginar-vos per aquests països tan diferents i lluminosos. No sé si els barrets de les dones de Bolívia tenen algun significat social.Quins paisatges més increïbles! Disfruteu parella! Petons

    1. Tú sempre “trasnochando”. El tema dels barrets: (El sombrero. En las diferentes regiones del país, las cholas bolivianas usan sombreros de ala corta o mediana. Estos han ido evolucionando y en algunos casos han sido sustituidos por gorros de lana, sombreros de paja o plástico de ala ancha o boinas.)
      Per ara Bolívia es el pais que mes ens ha agradat respecte als paisajes. Ptns de Conmasde70

  2. ESPECTACULAR !!!! No tinc paraules, m’emocionat llegint el contingut d’aquest pais (‘l’he llegit dos cops) . Es tant autentic. poc turistic I preciós de paisatges I gent que son les dues coses que valorem dels viatges..Oh.que be sabia mes o menys que era aixi, pero es millor del que pensava.Sou molt afortunats de poguer-ho fer. Ara esperant el nou post de Mexic. Una forta abraçada I a seguir 😘😘

    1. Es un gran país al que tornarem. Ara es poc turístic perque es baja temporada. Uyuni es molt visitat al juliol, agost y septembre. Ha estat una gran experiencia. La gent amable i gens atosigadora amb el turista. Hem tingut moments de molt fred – 14°…i ara ens recuperarem a Mexic doncs al moment d’aterrar a + 31°. Petons viatgers. Conmasde70

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *